Ciudad de México a 7 de diciembre de 2016.- La Comisión de Protección Civil del Senado de la República, avaló la modificación al artículo 66 del ramo a fin de que cada entidad federativa utilice recursos del Fondo Estatal de Desastres en la implementación de acciones para reducir los riesgos por fenómenos meteorológicos, así como en la promoción de la capacitación, equipamiento y sistematización de las Unidades de Protección Civil en estados, municipios y delegaciones.

Lo anterior se acordó en la reunión de trabajo en la que participaron los senadores Angélica del Rosario Araujo Lara, presidenta de la misma, Miguel Romo Medina, Jorge Toledo Ruiz Armando Neyra Chávez, del PRI, y Juan Alejandro Fernández Sánchez Navarro, del PAN.

La parlamentaria yucateca, señaló que los desastres naturales son un factor por el que no se logra disminuir la pobreza y provocan pérdidas anuales por 10 mil 764 millones de dólares de acuerdo a la investigación del Colegio de la Frontera Norte, que arrojó que tan sólo en el periodo comprendido entre 1911 y 2000, se han registrado 150 desastres naturales, entre terremotos, ciclones, ondas de calor o frío e inundaciones.

Por otra parte, la Evaluación global de reducción de riesgos de desastres 2015, elaborado por la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Reducción de los Riesgos por Desastres, señala que de 2005 a 2014, los desastres naturales han causado en México la muerte de cuatro mil 968 personas, así como la destrucción de 2.54 millones de viviendas y daños adicionales a 191 mil casas-habitación. En total estos desastres han afectado a 87.62 millones de mexicanos.

La Comisión de Protección Civil avaló, por otra parte, una iniciativa de adición al artículo 19 de la ley en la materia, a fin de que la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), tenga facultad de coadyuvar con los gobiernos de las entidades federativas y municipios en la elaboración y actualización de protocolos de actuación para la atención de niñas, niños y adolescentes, personas con discapacidad y personas adultas mayores.