Mérida, Yucatán.- Este día, los representantes de los 100 proyectos seleccionados de la convocatoria Impulso 2017, emitida por la Secretaría de la Juventud (Sejuve), inician su formación empresarial mediante cursos de capacitación impartidos por las incubadoras del Instituto Yucateco de Emprendedores (IYEM) y de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM).

Al respecto, el titular del IYEM, Francisco Lezama Pacheco, destacó la evolución que ha tenido el programa por instrucciones del Gobernador Rolando Zapata Bello, para fomentar el éxito y la proyección de iniciativas innovadoras de negocio.

Lo hacemos porque nuestro mayor interés es garantizar que estos proyectos no se conviertan en ideas que empezaron y fracasen por no tener los fundamentos correctos. Queremos que las empresas que se establezcan sean serias y que se consoliden con el tiempo y demuestren que los jóvenes merecen una oportunidad de tener los recursos humanos y materiales para salir adelante, apuntó el funcionario.

Agregó que “en estos 100 proyectos está una apuesta clara del Gobernador y lo que quiere para Yucatán: jóvenes que quieran tomar el destino en sus manos, que quieran empezar en pequeño, con muchas ganas de trabajar y así poder generar empleos para todos”.

Al dar la bienvenida a los emprendedores que se capacitarán en la Universidad, el rector de la UTM, David Alpizar Carrillo, mencionó que la Unidad Empresarial de ésta ya se encuentra lista para recibirlos y juntos transformar su iniciativa en realidad.

Por su parte, la directora de Empleo y Proyectos Productivos de la Sejuve, Alejandra Sánchez Tello, a nombre del Secretario de la Juventud, Luis Borjas Romero, agradeció a los titulares del IYEM y la UTM el hacer equipo para realizar esta tarea.

Explicó que el proceso tendrá una duración de seis semanas, en las cuales los emprendedores recibirán formación, con el apoyo y asesoría de los consultores de la incubadora NEOS y la del IYEM, en diversos temas que les permitirá mejorar la idea de negocio.

Por último dijo que en la etapa de presentación y valoración mediante el pitch, que consiste en la defensa verbal frente al comité evaluador del proyecto de cada joven, así como de acuerdo a las necesidades y viabilidad, se asignará los montos correspondientes.