El procurador de Nuevo León, Bernardo González, confirmó que la riña en el penal de Cadereyta que duró más de 15 horas, dejó 16 personas muertas.
Detalló que en los hechos participaron 54 reclusos, quienes ya están siendo investigados para actuar contra todo el rigor de la ley contra los responsables:
“Hay 16 personas que perdieron la vida, en su mayoría personas que estaban siendo procesadas por delitos de alto impacto. Hay 54 personas que participaron en este hecho. Es importante apuntar que sin duda actuaremos con todo el rigor de la ley por parte de la Procuraduría en contra de estas personas”.