Venezuela es el país de América Latina donde más aumentó el número de personas mal alimentadas, informa Naciones Unidas.
Es decir, de 2.8 millones de personas desnutridas en 2015 pasó a 4.1 millones en 2016.
Detalló que en términos generales, el hambre aumentó seis por ciento en América Latina en 2016 debido a las depresiones económicas.