Estados Unidos inició un proceso para que el exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, sea extraditado a ese país para enfrentar juicios por presuntamente lavar dinero para el cártel de Los Zetas durante su administración, dijo el subprocurador y encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán.
En 2015, un juez federal norteamericano giró una orden de aprehensión contra el ex mandatario por los delitos de lavado de dinero y transferencias financieras de manera ilegal, al ocultar sobornos del cártel de Los Zetas durante su administración de 2005 a 2010. Desde ese momento fue considerado como prófugo por el gobierno estadunidense.