Méridas, Yucatán. Liborio Vidal Aguilar tuvo un encuentro con los emprendedores del interior del Estado a través de la conferencia “Imagina y Haz” que impartió en el Instituto Tecnológico Superior del Sur del Estado de Yucatán (ITSSY).

La historia de cómo Vidal Aguilar inició su negocio hace más de 30 años en Valladolid, en un espacio que le prestó su papá y con siete artículos para el hogar para convertirse en un exitoso empresario con tiendas en 12 Estados de la República, generó gran interés entre los jóvenes.

“Yo les invito jóvenes a que se atrevan, no se queden sólo con las ideas, busquen innovar, que no les dé miedo la competencia, ustedes pueden lograr todo lo que quieran si trabajan y ponen todo su esfuerzo en ello”, dijo el #AmigoLibo.

El empresario yucateco compartió su experiencia en China, cómo una crisis le llevó a buscar nuevas opciones para no quebrar y describió ese momento como una gran oportunidad. “No hay que tener miedo a las crisis, mucho menos quedarse paralizados, al contrario, es el momento de moverse”.

También compartió la anécdota de cuando por ahorrar unos centavos de dólar  confió en una fábrica mediana que nunca le envió los productos, y que al poco tiempo cerró, esto se convirtió en un aprendizaje que le permitió utilizar las cartas de crédito como una herramienta para establecer relaciones comerciales más seguras y confiables.

Para Liborio Vidal es de gran importancia platicar con los jóvenes, compartir con ellos las vivencias y motivarlos primero a que tengan sueños y luego brindarles las herramientas para que puedan alcanzarlos.

Alrededor de 200 alumnos estuvieron presentes en la conferencia “Imagina y Haz”, así como el director del (ITSSY), Juan Carlos Sánchez Vázquez; la coordinadora de Ingeniería Industrial, Elsy Calderón; la Coordinadora de Gestión Empresarial, Rosy López; el coordinador de Bioquímica, Alfredo Moguel; el coordinador de Desarrollo Comunitario, César Lara, el coordinador de Sistemas Computacionales, Hernán Aranda, y el subdirector administrativo, Humberto Parra.