El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a insistir que no hubo un complot con Rusia durante la pasada campaña electoral.
Asimismo, acusó al Partido Demócrata de ser responsable de lo que calificó como un “montaje” para intentar justificar su derrota en las elecciones de 2016.
Con este mensaje Trump se refirió a las acusaciones vertidas contra él que alegan que su equipo de campaña se coordinó con Moscú con el objetivo de perjudicar a Hillary Clinton.