Con la finalidad de disminuir las enfermedades y muertes por exceso de trabajo en Japón un fenómeno conocido en ese país asiático como “karoshi” la empresa Taisei anunció un novedoso plan con el cual pretende que un dron llamado T-Frend realice sobrevuelos dentro de sus oficinas y reproduzca una canción para avisar que el horario de trabajo ha terminado, al tiempo que la cámara detecta cuántos empleados se quedaron en el escritorio para laborar tiempo extra.
Un video publicado en YouTube por el canal Impress Watch muestra como el dron recorrerá los cubículos revisar que personas se quedan a trabajar horas extra todo por medio de una cámara de video al tiempo que hacer sonar en alto volumen una canción que es utilizada en Japón para anunciar que un negocio está por cerrar.
El proyecto está programado para iniciar en el segundo trimestre de 2018 y si se comprueba que funciona, la compañía pretende perfeccionarlo para vender la idea a otras empresas para que puedan evitar que más trabajadores realicen jornadas exhaustivas.
Sin embargo, la idea aunque novedosa no quedó exenta de criticas ya que se ha calificado como un acto de simulación presentado como innovación por el uso de la tecnología ya que no resuelve el problema de fondo en Japón que es la muerte por exceso de trabajo lo cual se considera como un problema cultural pero también uno de salud pública.