La alcaldesa María Fritz Sierra y el equipo del servicio Médico a Domicilio visitaron a Rosalinda en la casa de sus padres, donde habita, en San Marcos Nocoh, donde platicó con la beneficiara y su familia.

 La alcaldesa María Fritz, observa la labor de la Dra. Corpus Cristi Brea Canto con Rosalinda Chan Chan, como parte del programa Médico  a Domicilio ampliado.

María Fritz expresó que el programa Médico a Domicilio ofrece atención integral a las mujeres embarazadas que lo requieran y que no se limita a las revisiones médicas, sino que se les brinda atención nutricional, en coordinación con el DIF Municipal a fin de llevar a buen término el embarazo.

—Este programa es un gran acierto de la actual administración y vamos a continuarlo al mismo ritmo para beneficio de los meridanos que más lo necesitan —puntualizó.

Aclaró que pueden solicitarlo todas las mujeres que vivan en condición de vulnerabilidad y no tengan acceso por otros medios a ese tipo de atención.

Indicó que la mayoría de las personas que solicitan el servicio viven en colonias marginadas del sur de la ciudad.

Para esta administración, expresó, es prioritario atenderlas porque uno de los objetivos fijados desde el inicio es la reducción de la brecha entre el norte y el sur brindándoles a los vecinos de esta última zona todos los servicios posibles.

El doctor Antonio Peraza Valdés, subdirector de Salud, comentó que el programa Médico a Domicilio comenzó con su segunda etapa el 19 de diciembre pasado, la cual incluye la atención a mujeres embarazadas que no sean derechohabientes de otro servicio o incluso si lo son, pero no tienen un adecuado control prenatal.

Dijo que el DIF, a través del Centro de Atención Nutricional y de Diabetes (Cemanud) ofrecerá a las embarazadas en situación vulnerable consulta nutricional, taller de lactancia, servicio de comedor en los 11 comedores comunitarios del DIF. También les entrega una canastilla nutricional.

Recordó que desde su inicio el  28 de abril de 2016, Médico a Domicilio ha ofrecido más de 7,300 consultas a domicilio.

Rosalinda Chan Chan tiene 18 años y espera a su primer bebé, no tiene ningún tipo de seguro médico, por lo que, con 21 semanas de gestación, no ha tenido control médico e ignora cómo va su embarazo. Sin embargo, esta situación cambió a partir de hoy, cuando recibió el servicio de Médico a Domicilio, programa municipal que en su  nueva etapa incluye el control prenatal.

La joven futura madre habita en casa de sus padres Josefina Chan Chan y Eliodoro Chan Cauich. Comentó que su mamá le habló del programa y se comunicaron al Ayuntamiento para solicitar el apoyo.

Durante la visita, la doctora Corpus Cristi Brea Canto, con apoyo de la enfermera Aida Lara Sánchez, hizo una revisión completa a Rosalinda e, incluso, a través del aparato llamado Doppler la joven pudo escuchar por primera vez los latidos del corazón del bebé, lo que fue un momento muy emotivo para todos los presentes.

A la visita también acudió la directora de Desarrollo Social, Cecilia Patrón Laviada, quien ofreció apoyo para mejorar las condiciones de la vivienda de la familia Chan Chan.

En ella viven, además de Rosalinda y su pareja, también sus hermanas Micaela, María Jecolia, ambas embarazadas; Mónica, desempleada, y Alma Lorena.

Al término de la visita la alcaldesa y la directora del DIF Municipal, Loreto Villanueva Trujillo, entregaron sendas canastillas nutricionales a las futuras mamás, así como obsequios para los bebés.