Ciudad de México.- Así como 12 senadores pagan los más altos salarios a 13 asesores, hay seis legisladores que prefieren dar bajos sueldos para emplear a más personas.

Un caso de ello es la petista Luz María Beristáin, quien entre sus ocho colaboradores cuenta con uno que gana dos mil 200 pesos al mes, pero como paga 118.56 pesos de impuestos, su ingreso neto es de dos mil 81 pesos; es decir, 569 pesos menos que un salario mínimo.

El senador que más colaboradores tiene es el priista Roberto Albores, quien suma 25 empleados, 23 de ellos con un sueldo mensual de cinco mil pesos brutos, lo que representa un ingreso mensual de cuatro mil 666.86 pesos netos; otro gana 45 mil pesos y otro más que gana 15 mil pesos mensuales; por lo que su nómina total es de 134 mil 500 pesos mensuales brutos.

Pero el senador que más dinero canaliza al pago de asesores y otro tipo de colaboradores es el perredista Adolfo Romero Lainas, vicepresidente de la Mesa Directiva, pues tiene 11 colaboradores, con una erogación de 303 mil 800 pesos brutos mensuales, según la Relación de Prestadores de Servicios Profesionales por Honorarios, al corte del 30 de noviembre.

Los 128 senadores tienen un techo presupuestal mensual de 130 mil pesos para la contratación de asesores y otros colaboradores.

Los que son presidentes de comisiones ordinarias y los diez integrantes de la Mesa Directiva tienen además 200 mil pesos mensuales, por lo que este grupo tiene un techo de hasta 350 mil pesos al mes para sus colaboradores.

La lista de 580 colaboradores de los senadores muestra que 13 de ellos ganan más de 100 mil pesos, pero también que hay cinco que ganan muy poco dinero porque hay senadores que prefieren contratar más personas, como la petista Lorena Cuéllar, secretaria de la Mesa Directiva, quien tiene 18 asesores y otro tipo de colaboradores, para hacer una nómina total de 248 mil 500 pesos.

Entre los empleados de Lorena Cuéllar está Areli González Alvarado, a quien le paga sólo dos mil 800 pesos, menos 156.96 pesos de impuestos, deja su ingreso neto mensual en sólo dos mil 643 pesos.

También está a su cargo Renato Arellano Zeferino, con un sueldo mensual bruto de cuatro mil 250 pesos, menos impuestos de 251.54 pesos, recibe tres mil 998.46 pesos netos.

Pero quien menos gana en el Senado es Carlos Méndez Alvarado, empleado de Luz María Beristáin, con ingresos brutos por dos mil 200 pesos, pero el salario neto es de dos mil 81.44 pesos. Beristáin tiene una nómina de ocho colaboradores, por un total de 114 mil 457.26 pesos.

En este grupo también está Inés Deyanira Montes González, quien por dos mil 700 pesos brutos mensuales, trabaja con la priista Hilda Flores, quien tiene seis colaboradores con una nómina de 71 mil 400 pesos; Susana Reséndiz Díaz, trabaja por cuatro mil 400 pesos mensuales con el perredista Isidro Pedraza, quien tiene 13 colaboradores, con nómina de 130 mil pesos y Javier Salgado Méndez, quien gana tres mil 200 pesos por trabajar con el priista Ricardo Barroso, senador que tiene siete colaboradores en total, que representan 129 mil pesos mensuales brutos; es decir, por debajo de su techo presupuestal.