Propone un proyecto de gobierno audaz sobre la base firme de la realidad

Mérida, Yucatán,  Al asumir la candidatura del PRI al Gobierno del Estado, Mauricio Sahuí Rivero, llamó a construir la mejor versión de Yucatán en los próximos años “con la audacia para intentarlo todo y la planeación realista para conseguirlo todo”.

En su mensaje durante en la convención estatal de delegados, afirmó que existen las bases y las circunstancias propicias para que el estado entre a una nueva etapa transformadora, similar a la que en su momento impulsaron Salvador Alvarado y Felipe Carrillo Puerto.

“Es tiempo de ser la mejor versión de nosotros mismos, de convertirnos en nuestro propio sueño, con las mejores mujeres, con los mejores hombres. Vamos a hacer, entre todas y todos, la mejor versión de Yucatán” expresó.

Después de 49 días de precampaña y sostener encuentros con priistas del territorio estatal, el abanderado del tricolor hizo notar que es en la cercanía donde inicia la actividad política que sirve a la gente.

“Por eso, primero debemos ser capaces de emocionar a la militancia, y después, salir a convencer a la ciudadanía con esa misma emoción, argumentos serios y resultados probados” afirmó.

El ex Secretario de Desarrollo Social dijo que, si bien se seguirá la ruta trazada por el Gobernador Rolando Zapata Bello que está cambiando la lógica económica y social de la entidad, la aspiración será avanzar más escalones en el desarrollo.

“Nunca al continuismo que nos lleva  a la conformidad.  Los yucatecos somos un pueblo que lucha todos los días y siempre aspiraremos a más. Creo en los gobiernos que aspiran a mejorar lo hecho y a aprovechar las oportunidades que tenemos en puerta” expresó.

Sahuí Rivero ofreció asumir un liderazgo que trace objetivos ambiciosos de crecimiento y, sobre todo, que muestre la ruta para llegar a esas metas y Yucatán desdoble todo su potencial.

Destacó que existen dos pilares fundamentales que marcarán su proyecto de gobierno: desarrollo económico con mejor distribución del ingreso y conservar la calidad de vida sin perder nuestra tranquilidad, ni la seguridad.

“Ambos pilares, la economía y la seguridad, deben ir en paralelo y a la misma velocidad. No podemos sacrificar la armonía social por la prosperidad económica. Ambas deben impulsarse mutuamente” enfatizó.

Al abundar, sostuvo que la economía de Yucatán está madurando, que ve hacia adelante con un gran potencial lo que hace necesario continuar con el crecimiento industrial de nueva generación e impulsar mejores empleos y la competitividad global.

“Queremos que ese mejor Yucatán se vea desde cada ventana y desde cada hogar yucateco” resumió.

Ante la familia priista reunida en el Poliforum Zamná para atestiguar su ratificación como el abanderado del PRI se comprometió a encabezar a un gobierno cercano y de resultados producto de una sociedad participativa, con ciudadanos activos y comprometidos con la entidad.

“El mejor Yucatán, el que nos corresponde, el que hoy es posible gracias al trabajo de los últimos años y al esfuerzo de todas y todos. Salgamos a defender nuestra grandeza, esforcémonos por conservar la tranquilidad y luchemos por nuestro inevitable destino de prosperidad” finalizó.