El Cuerpo de los Guardianes de la Revolución insistió hoy en que Irán “nunca” renunciará a su capacidad militar y que los misiles son “los principales elementos del poder disuasorio” del país.

Nunca aceptaremos desarmarnos de nuestra capacidad de disuasión”, subrayó el subcomandante de este cuerpo elite, Hosein Salami, según la web oficial de los Guardianes.

Los enemigos, a medida que nos amenazan, nos piden que nos desarmemos, está petición es inmoral, irracional y ambiciosa”, dijo el subcomandante.

El presidente estadunidense, Donald Trump, amenazó en enero pasado con abandonar el acuerdo nuclear firmado entre Irán y seis grandes potencias en 2015 si no se imponen más restricciones a Teherán, y debe anunciar una decisión al respecto el próximo 12 de mayo.

Junto con su homólogo francés, Emmanuel Macron, abrió la puerta a negociar un nuevo pacto multilateral con Irán para limitar el sistema de misiles balísticos de Teherán y su influencia en la región.

Los estadunidenses tienen una estrategia en el oeste de Asia y en la región del golfo Pérsico que es crear un misterio de seguridad y un equilibrio del poder”, opinó Salimi.

En el marco de esta estrategia -continuó el subcomandante- consideran a Irán una amenaza pese a que “está en la vanguardia en la lucha contra el terrorismo” en países como Siria e Irak.

Salimi denunció que Washington pretende mostrar a los países árabes que Irán es “un elemento amenazador” y de este modo tener una “presencia dominante” en la región para limitar el poder de la República Islámica.

El subcomandante de los Guardianes también criticó que con este objetivo Estados Unidos vende a los países árabes gran cantidad de armas a cambio de cientos de millones e dólares.

El nuevo secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, acusó ayer a Irán desde Riad de ser el “mayor” apoyo al terrorismo en el mundo y de “desestabilizar” toda la región de Oriente Medio.

Fuente: Excélsior