Gestionará que se declare emergencia nacional en relación a la apicultura y colapso de Colmenas

 Urge recuperar la producción de miel y la subsistencia de miles de familias dijo el candidato a senador 

 Dando mayor utilidad a su gasto de campaña: promueve  sus propuestas y la cruzada en favor de las abejas 

El candidato a senador Jorge Carlos Ramírez Marín realiza desde el inicio de su campaña una cruzada en favor de las abejas, a fin de crear conciencia sobre la pérdida de estos insectos indispensables y benéficos para la humanidad.

En sus folletos, camisetas, redes sociales, mensajes y caminatas, el aspirante al Senado aborda una y otra vez el tema para advertir sobre la gravedad del problema y recalcar la importancia de frenar el despoblamiento de las colmenas.

Es necesario, insiste, recuperar no solo la producción de miel sino también la polinización del campo que realizan las abejas, que es esencial para la producción de  alimentos.

Se trata de la cruzada “¡Salvemos a las abejas!”, una causa con la que Ramírez Marín sienta un precedente en el país, al ser un candidato que se ocupa de un problema social y económico no solo nacional sino global, pues el despoblamiento de las colmenas es un fenómeno mundial.

El candidato le da una doble utilidad a su gasto de publicidad, al incluir esta cruzada que le permite hacer llegar su mensaje a la sociedad. 

En sus caminatas se siembran arbolitos de Dzidzilché, una planta melífera por excelencia, en los jardines de vecinos que aceptan sumarse.

Entre otras acciones, el candidato ha visitado a productores de miel del interior del Estado y organizaciones que comparten esta preocupación y sostenido una reunión con docentes, investigadores y expertos incluso internacionales, a quienes propuso crear un grupo de trabajo sobre este tema.

Ante la propuesta del candidato, socios de organismos tan diversos como cámaras empresariales, cuerpos colegiados, asociaciones civiles, comunidades de deportistas y, desde luego, ambientalistas, se han manifestado en favor de esta cruzada.

Este tema no es nuevo para Ramírez Marín: hace 14 años, siendo diputado local advirtió en el Congreso del Estado que era necesario frenar la pérdida de las abejas. Como diputado federal ha apoyado a los apicultores con toneladas de azúcar y, junto con su colega Flor Rentería, de Coahuila, presentó un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados para pedirle a la Sagarpa que tome cartas en el asunto a fin de frenar este problema.

Ahora, su compromiso al llegar al Senado será gestionar que la situación de la apicultura sea declarada un caso de emergencia nacional -equivalente a un desastre natural-, a fin de que se destinen recursos para recuperar las colmenas, la producción de miel y la polinización del campo mexicano. Sería una especie de Fonden Apícola.

“Es de vital importancia para el país, impulsar la apicultura y la agricultura, pues ayudará a millones de familias que dependen económicamente de estas actividades”, enfatiza el candidato.

En el marco del Día Mundial de las Abejas, que se celebra este 20 de mayo, Ramírez Marín felicita a las organizaciones civiles, como el parque interactivo Abeja Planet que lo invitó a visitarlo, y a los apicultores como los del rancho Santa Cruz de Tixkokob, que se esfuerzan cada vez por tecnificar la actividad.

 El candidato reitera el llamado a sumarse a esta cruzada, mucho más en Yucatán que es el principal exportador de miel y custodio de otra especie que está en riesgo de desaparecer: la abeja melipona, la milenaria especie nativa.

Para más información sobre el tema, se pueden consultar las siguientes ligas: https://www.efectocolmena.com/sensibilizacionhttp://www.fao.org/www.sagarpa.gob.mx, entre otras.