La transparencia financiera crea gobiernos fuertes, eficaces, menos costosos y confiables para la ciudadanía, afirmó la secretaria General de Gobierno, Martha Góngora Sánchez, al inaugurar la Reunión Ordinaria de la Región Sureste de la Comisión Permanente de Contralores Estados Federación (CPCE-F).

Ante representantes de las contralorías de Tabasco, Chiapas, Campeche, Quintana Roo y Yucatán, a nombre del Gobernador Rolando Zapata Bello, la funcionaria instó a generar la optimización del recurso público bajo las bases de transparencia y eficiencia para construir el México que demanda la comunidad.

“A través de la labor de ustedes podemos impulsar una gestión pública eficiente y transparente que permita que la ciudadanía se involucre y se entere que cada peso de sus impuestos es bien invertido en las necesidades de la propia sociedad. Este trabajo permitirá que las instituciones públicas tengamos la confianza de la propia sociedad para aplicar el recurso de manera correcta”, señaló.

Subrayó que más que hablar de combatir la corrupción, el tema debe ser la aplicación correcta del erario y que todas las normas, así como el Sistema Nacional Anticorrupción, sean una parte natural en la administración gubernamental que facilite una proyección efectiva, para que en lugar de pensar a quién sancionar, la meta sea la prevención en todos los sentidos.

En su intervención, el secretario de la Contraloría de Yucatán y coordinador de la región sureste de la CPCE-F, Miguel Antonio Fernández Vargas, afirmó que como estado, Yucatán se encuentra en la recta final de la presente administración y que gracias a la gestión del mandatario estatal, se tiene una gran responsabilidad y compromiso de entregar cuentas claras y transparentes a la siguiente.

Asimismo, agradeció a las y los representantes de la federación y secretarios técnicos por sacar adelante los resultados del plan anual de auditorías y los cinco años anteriores, por la creación y consolidación del Sistema Nacional Anticorrupción.

Al tomar la palabra, el contralor de San Luis Potosí y coordinador nacional de la CPCE-F, José Gabriel Rosillo Iglesias, aseveró la importancia de que el referido Sistema se materialice en todo el país para el combate a la corrupción, así como mejorar la coordinación interinstitucional para el óptimo desempeño de las funciones.

“Debemos transitar en un futuro inmediato de un modelo de control público sancionatorio a un modelo preventivo. Son muchos retos por vencer, como resolver el entramado jurídico institucional y establecer un marco legal, que es nuestra responsabilidad, para avanzar con un aprendizaje colectivo y mucho el esfuerzo de las instancias locales. San Luis Potosí como Yucatán hemos signado convenios con el órgano superior de fiscalización y eso se debe replicar en todo el país”, comentó.

Agregó que los temas sustantivos de la región se basan en la elaboración y coordinación de la planeación anual de las auditorías, que permitirá identificar los sujetos a fiscalizar y contar con la metodología y los procesos definidos, al igual que asegurar una fiscalización integral que incluya a todos los actores y temas sobre el uso adecuado de los recursos públicos.

Por último, la subsecretaria de Control y Auditoría de la Gestión Pública y presidenta suplente de la CPCE-F, Ana Laura Arratia Pineda, manifestó que en la conclusión de los trabajos de este primer semestre se deben dejar cuentas claras como se planteó desde el inicio, además de fortalecer a las instituciones públicas para elevar las capacidades de los individuos y la ética, tema fundamental para ampliar el uso de las tecnologías de la información.