La portada de la edición de julio de la revista Time presenta una foto que fusiona los rostros del presidente de EU, Donald Trump, y de su homólogo ruso Vladimir Putin, como si fueran una misma persona.

La polémica tapa llega después de la cumbre de ambos líderes en Helsinki, Finlandia, que se celebró hace unos días.

En esa ocasión, Trump afirmó que Putin le había asegurado que Rusia no había practicado injerencia en las elecciones. “Sólo diré que no veo razón alguna por la que pudo haber sido” Rusia la responsable, afirmó Trump para consternación general.

El martes, antes de una reunión con legisladores, Trump convocó a la prensa a una sala de reuniones y dijo que al hablar en esa conferencia había utilizado una frase incorrecta para referirse al episodio.

En su declaración, aunque aseguró que acepta la conclusión de la comunidad de inteligencia sobre la injerencia rusa, Trump añadió sorpresivamente que “pudieron haber sido otras personas, también. Hay mucha gente por ahí”.

Fuente: Staff