• Verónica Camino Farjat manifiesta que se busca eliminar la UMA como medida de cálculo en las prestaciones de los jubilados y pensionados.

 Ciudad de México a 1 de noviembre de 2018.- “Establecer el salario mínimo como medida para el cálculo de pago a jubilados y pensionados permitirá que se incremente la percepción mensual que recibe este sector y que se vio reducida con el establecimiento de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) desde 2016” señaló la senadora Verónica Camino Farjat.

Explicó que esta una sentida demanda de quienes en algún momento prestaron sus servicios como trabajadores del sector público y privado, por ello se presentó la iniciativa ante el pleno de la Cámara Alta, con el fin de darles la certeza de que sea el salario mínimo el único índice para calcular sus pagos de forma justa y digna.

 “Fue en 2016 cuando la legislatura federal en turno aprobó esta reforma, desde ese momento alzaron la voz los ciudadanos pues percibieron un menor ingreso y es que en algunos casos reciben poco más de mil pesos según el cálculo estimado” indicó.

La legisladora Yucateca recordó que, en julio de 2017, en su gestión como diputada local, recibió en el Congreso del Estado a un grupo de jubilados, quienes le platicaron esto y la forma en que impactaba su bolsillo,  pues en la mayoría de los casos, sus pensiones son su único sustento.

Debido a esto, dijo, se adhirió como promovente a la iniciativa presentada por la senadora Gricelda Valencia de la Mora.

“Como autoridades que representan a los ciudadanos, una de nuestras tareas es apoyar y respaldar toda aquella medida que favorezca a los grupos vulnerables, en este caso con el cambio de la medida para realizar el cálculo, buscamos brindarles una mejor calidad de vida a los pensionados y jubilados y así estamos estableciendo mecanismo que los lleven a recibir un pago justo”.

En este mismo sentido, Camino Farjat añadió que se sumó a la iniciativa para crear el un Instituto Nacional de Evaluación de la Política Salarial a fin de garantizar que los trabajadores cuenten con un salario que permita satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden social, material y cultural, para proveer de manera adecuada la educación de los hijos.

Dentro de esta iniciativa, explicó; también se contempla que el nuevo instituto sea integrado por cinco personas de recocido prestigio, profesionales y con experiencia en materia de desarrollo social y políticas contra la desigualdad.

Añadió que los integrantes, no deberán estar vinculadas a ningún partido político ni haber sido postuladas a cargos de elección popular.