El día de hoy los yucatecos nos encontramos con altas tarifas impuestas por la Comisión Reguladora de Energía, esto debido a los insumos eléctricos para poder abastecer a nuestros hogares y tener una vida confortable, y a esto hay que aumentar el mal servicio de la Comisión Federal de Electricidad que proporciona a la ciudadana.

No tengamos miedo de decir que Yucatán enfrenta una crisis económica, que es inexcusable, si tomamos en cuenta el clima con temperaturas muy altas que se mantiene en todas las estaciones del año.

La Comisión Reguladora de Electricidad ha negado por años a aplicarnos una tarifa más baja y no quiere ver que desde nuestro Estado se produce el 85% de la electricidad que requiere la Península, en vez de eso nos genera un duro golpe para la ciudadanía.

Es por ello que Movimiento Ciudadano se manifiesta desde esta tribuna al llamado de todas las familias yucatecas que han expresado la necesidad de tarifas más justas en sus hogares, ya que actualmente son de las más altas del país.

En Yucatán ya se han manifestado por esta situación, El Gobernador Mauricio Vila ha exhortado anteriormente a la Comisión Reguladora de Energía a poner manos a la obra en el tema para que de ello deriven en tarifas eléctricas comparables a las existentes en otras zonas del país, además señaló: “que el gobierno del Estado realizará todas las gestiones que se requieran ante las dependencias necesarias, ya que las condiciones de competitividad y desarrollo económico están intrínsecamente ligadas al fomento de las inversiones y la generación de nuevos empleos mejor remunerados para los yucatecos”.

Diversos gremios empresariales han mostrado su descontento con el incremento, e incluso han pedido que se regrese al esquema tarifario preliminar, pues esto puede traer un aumento alarmante en el de desempleo, ya que en septiembre de este año se pudo observar el porcentaje de desempleo paso de 1.5 a 2.2 por ciento, esto es un aumento del .7%, que se ve reflejado en la economía de los hogares, y que al cierre del año se podrían perder según ellos, hasta 10,000 empleos que se generan de negocios del ramo de alimentos, según dicen los restauranteros.

Aún más difícil es para el pequeño empresario y el consumidor hacerlo con incrementos excesivos, si para las grandes empresas pagan según los restauranteros hasta $1.3 millones al mes para solventar el gasto, que trae un resultado colateral de los cobros excesivos e injustificados en productos y alzas de precios, según Juan Manuel Ponce Díaz, Presidente del Consejo Coordinador y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación delegación Yucatán.

Lo más alarmante de las altas tarifas, es que los más afectados son los hogares, también las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), debido a que todo lo que ganan es para pagar el consumo de la energía eléctrica.

Sí a este alto precio, le sumamos el mal servicio que la Comisión Federal Electricidad se vuelve totalmente injustificado el cobro tan alto, por tan mal servicio.

La Comisión Federal de Electricidad abona en mucho al problema cuando el servicio que otorga y cobra de “Clase Mundial” en realidad es un servicio de “Clase Fatal”.

Y al escuchar esta frase seguramente a todos se nos viene más de un episodio negativo respecto al servicio de la Comisión Federal de Electricidad.

¿Quién no ha tenido que sufrir quedarse sin energía eléctrica porque un transformador no aguanta la capacidad eléctrica de carga por ahorrarse costos al realizar el tejido eléctrico? Y ¿Quién sabe de los casos en los que te llegan reciben con un importe muy superior al importe conocido y se vuelve imposible aclarar la situación? Se vuelve una misión imposible aclarar la situación, en la que la gran mayoría de los casos acaban pagando para no quedarse sin servicio eléctrico, aunque estos muchas veces lleve al ciudadano a pedir préstamos o inclusive a empeñar sus bienes.

Es urgente poner un freno a los incrementos de los costos del servicio de la energía eléctrica que dañan los hogares y la economía de las familias.
Es por todo lo anteriormente expresado, que las autoridades de la federación deben analizar esta situación y velar por el bienestar de los ciudadanos y el gasto en casa habitación, no sólo de los empresarios sino de todos los consumidores y ser sensibles a la demanda de la población para una reducción de tarifas que se vea reflejada en el bolsillo de todos los yucatecos.

Por todo lo anterior, Movimiento Ciudadano desde esta tribuna invita a todos los yucatecos a que nos unamos a esta causa para bajar las tarifas a casa habitación, el próximo martes 13 de noviembre de 7 a 8 de la noche y nos unamos al “Apagón”, iniciativa a la que nos vino a invitar la Presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en Yucatán y sumarnos a esta medida para que la Comisión Reguladora y la Comisión Federal de Electricidad vean que la inconformidad es generalizada en Yucatán.