El comité directivo del Colectivo Cannábico Dzac Yah presentó ante la COFEPRIS una solicitud para que a miembros de la organización se les otorgue un permiso para el autocultivo y consumo de cannabis con fines lúdicos.

El objetivo de la petición es fomentar la cultura de la legalidad entre los consumidores y exigir a la autoridad que cumpla con su obligación constitucional de respetar nuestros derechos humanos de libertad individual, autonomía, dignidad y  libre desarrollo de la personalidad, para poder consumir cannabis sin prohibiciones injustificadas y en especial, sin tener que recurrir al mercado negro.

       Los miembros del colectivo cannábico precisan la autorización para el uso, siembra, cosecha, cultivo, elaboración, preparación, acondicionamiento, posesión, adquisición de semilla, transporte en cualquier forma y empleo, consumo de forma regular y en general todo acto relacionado con el consumo personal y lúdico de la planta cannabis o marihuana.

       Nuestra misión es desarrollar, generar y difundir información sobre cannabis; para dar a conocer a la sociedad y grupos vulnerables el aprovechamiento de los productos derivados de la planta, además de reducir el estigma social, desinformación, daños a la salud y perjuicio a los derechos humanos de los consumidores recreativos y terapéuticos.

“Que los beneficios de Cannabis sean para todos