Durante su participación en la Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP24), el Gobernador Mauricio Vila Dosal gestionó y obtuvo un financiamiento por 400,000 dólares (aproximadamente 8 millones de pesos, al tipo de cambio actual) del Gobierno de Noruega, que será destinado a implementar una serie de acciones y nuevos proyectos de la agenda ambiental de Yucatán.

Al intervenir en el panel sobre Acción Climática subnacional del Grupo de Trabajo de Gobernadores por el Clima y los Bosques (GCF, por sus siglas en inglés) que se realiza en el marco de este foro, el titular del Poder Ejecutivo, quien es el único mandatario estatal mexicano a este encuentro global, señaló que este respaldo económico representa para el estado la posibilidad de generar acciones inmediatas para atender la reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal.

“Y derivado del trabajo conjunto poder acceder a mayores recursos provenientes de fondos internacionales que nos permita reforzar la colaboración y alianza entre los gobiernos subnacionales, los pueblos indígenas y las comunidades locales”, puntualizó.

Cabe recordar que, los gastos de boletos de avión, hospedaje y alimentos del titular del Poder Ejecutivo yucateco para acudir a la COP24, fueron cubiertos por el GCF, la ONG Pronatura Sur y la Universidad de Colorado, que forman parte de los eventos en los que participará el Gobernador.

De acuerdo con lo planteado, los recursos obtenidos para Yucatán se aplicarán para consolidar la Estrategia Estatal de Desarrollo Sustentable, que incluye inversiones en el sector agropecuario y el fortalecimiento del marco de protecciones sociales y ambientales.

También servirá para la implementación del programa de inversiones de la Junta Intermunicipal Biocultural del Puuc (Jibiopuuc), área natural protegida en la que se desarrollan actividades productivas organizadas en saberes tradicionales y convencionales que generan diversos paisajes, entre la vegetación y los aprovechamientos agrícolas, pecuarios y forestales, la cual involucra a los municipios de Muna, Oxkutzcab, Santa Elena, Tekax y Ticul.

En su intervención en el citado panel, el Gobernador expuso que la activación de una estrategia estatal de reforestación para restaurar de manera productiva 16,000 hectáreas de áreas degradadas mediante la siembra de especies nativas y continuar con el establecimiento de alianzas globales para la implementación de esquemas de desarrollo sustentable son dos de las principales propuestas de Yucatán frente al cambio climático.

El titular del Poder Ejecutivo yucateco adelantó que para el próximo año, en la entidad se pondrá en marcha una iniciativa que permitirán articular eficazmente nuestras políticas públicas para contribuir con la meta global de reducir la deforestación y las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a ella.

Esto, abundó, con el apoyo y orientación de GCF, de The Nature Conservancy y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), lo que también permitirá establecer un modelo subnacional para revertir la tendencia de deforestación, precisó desde el Novotel Katowice Centrum de esta ciudad, sede del encuentro.

Sobre la activación de la estrategia estatal de reforestación, el mandatario señaló que además de contribuir a la recuperación de suelos, facilita la conservación de las reservas hidrogeológicas y zonas de alta recarga hídrica, pero también propiciará beneficios económicos y sociales para las poblaciones en condiciones de mayor pobreza y marginación social.

Las acciones de reforestación que llevará a cabo el Gobierno del Estado en todo Yucatán, se harán con especies nativas de alto aprovechamiento para actividades como la apicultura, mediante la siembra de plantas melíferas, la vivienda maya y la superación de la pobreza energética, añadió.

Junto a sus homólogos Gobernadores de estados de Perú, Ecuador y Bolivia, quienes también intervinieron en el panel, Vila Dosal indicó que Yucatán estará formando alianzas globales para la restauración integral y transitar hacia la deforestación cero neta, como el Bonn Challenge, en la cual se pretende lograr que al 2030 se restauren 550 mil hectáreas mediante esquemas de desarrollo sustentable.

Tras recordar que el continente americano es vital para la seguridad climática del mundo al contar con dos de los principales reservorios de carbono y biodiversidad, la selva amazónica y la selva maya, Vila Dosal convocó a la comunidad internacional a aumentar la ambición climática y que los gobiernos subnacionales contribuyan aceleradamente para reducir las causas del cambio climático.

“Tenemos que acelerar la lucha contra el cambio climático. La pérdida de nuestras selvas y bosques tropicales motivada por el uso inadecuado del territorio, significa una de las tres principales causas de liberación de contaminantes globales que aceleran el cambio climático, y tenemos que implementar modelos de aprovechamiento sustentable de nuestra tierra y que esto no contravenga los derechos humanos de los legítimos propietarios de los bosques y selvas”, enfatizó.

Nuestro fin es muy claro, tenemos que transitar aceleradamente hacia la sustentabilidad y esto implica transformar positivamente nuestro modelo de desarrollo, hacia uno que aspire a gozar plena, racional y equitativamente los servicios ecosistémicos de nuestro capital natural. Esta transformación positiva debe generar altos beneficios económicos y sociales, pero también resguardar el equilibrio ecológico para el desarrollo productivo y la competitividad, finalizó.

A pregunta expresa sobre los modelos de desarrollo rural sustentable exitosos que se han desarrollado en otras regiones, el Gobernador yucateco refirió en que la única manera de aprovecharlos es mediante el fortalecimiento de alianzas multisectoriales público-privadas a nivel local e internacional y citó como ejemplo el GCF, espacio de diálogo en el que se ha impulsado una de las agendas de mayor alcance internacional para reducir la presión a las selvas y bosques tropicales en 38 regiones de más de 10 países en desarrollo.

“En Yucatán como en otras partes de México, le hemos dado un fuerte peso a fortalecer la gobernanza del desarrollo sustentable a escalas locales y es mediante alianzas intermunicipales que intentamos llevar a cabo lo anterior, recordando que los ecosistemas no reconocen fronteras políticas. Este modelo de accionar subnacional facilita el empoderamiento local de las políticas de desarrollo sustentable y por tanto una alta viabilidad social y territorial de las políticas contra el cambio climático”, apuntó.

En ese sentido, Vila Dosal exhortó a la comunidad internacional a fortalecer la cooperación internacional a nivel subnacional, y sobre todo la cooperación Norte-Sur, pues tendrían las regiones y estados subnacionales mejores elementos de política climática y esto significaría una mayor probabilidad de éxito en el logro de las metas establecidas en las contribuciones nacionales contra el cambio climático.

Más tarde, el mandatario estatal participó en el foro “Construyendo acciones globales para soluciones climáticas naturales a través de ejemplos subnacionales”, en donde resaltó las acciones que Yucatán viene desarrollando en el tema, entre ellas la milpa maya, que juega un papel fundamental para mantener un socio-ecológico, promoviendo la agrobiodiversidad, ante los efectos causados por la deforestación y el cambio climático.