Aseguran que el PRD en Yucatán se encuentra totalmente estancado en todos los aspectos de la vida partidista y pública.

0
202

Perredistas yucatecos no participaran en el proceso de Elección de los Órganos de Representación y Dirección de este Instituto Político

Además, quienes han tenido a su cargo la dirección del partido en Yucatán en los últimos años se han visto envueltos en escándalos de corrupción que han sido notorios y públicos.

Mérida, Yucatán, 19 de julio de 2020.- Militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Yucatán manifestaron su decisión de no participar en el proceso de Elección de los Órganos de Representación y Dirección de este Instituto Político, establecido en el Acuerdo PRD/DNE034/20202 de la Dirección Nacional Extraordinaria del Partido de la Revolución Democrática.

En un documento, los perredistas Lucas Donaciano Lizama Graniel, Carlos Alberto Cardeña Euan, Erik Ezequiel Echeverría Peraza, Eric Eber Villanueva Mukul, María Aurora Rosado Fuentes, Carlos Grajales Peniche, Omar Alejandro May Sauri, José Eduardo Borges Magaña, Silvia Angélica Pech Cocom, Claudia Aracely Centurión Palmero y Angela Hernández Quiñones, manifestaron que reservaran en todo momento sus derechos políticos partidistas, en tanto la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD o la que resulte del proceso mencionado, no erradique de una vez por todas, la corrupción y las malas prácticas partidistas existentes en el PRD de Yucatán.

En ese punto, expresaron que desde hace más de una década, el PRD en Yucatán se encuentra totalmente estancado en todos los aspectos de la vida partidista y pública, lo que es fácil de percibir cuando se observa que el número de afiliados permanece prácticamente igual o menor al número de hace 20 años.

Lo mismo sucede con nuestra presencia como fuerza política, tanto en Mérida que es nuestra ciudad capital y que en ella se encuentra cerca del 50 por ciento del electorado, como en los restantes 105 municipios, en muchos de ellos prácticamente se tiene un Comité municipal que cumple con una mera formalidad pero que no va más allá de eso, subrayaron.

Agregaron que en el caso de las alcaldías ganadas que tanto se presumen, pocas son las que tienen compromiso partidista, es por todos sabido que un alto porcentaje de estas son producto de aspirantes o precandidatos de otros partidos que al perder en su proceso interno nos usan como un membrete o una vía para participar, lo cual también sucede con los Regidores de Representación Proporcional.
Respecto a las Diputaciones locales, precisaron que en el proceso electoral pasado, una vez más, no se pudo ganar ninguna Diputación por Mayoría Relativa, sin embargo se obtuvieron 33 mil 473 votos en todo el estado, lo que los ubicó en algunos Distritos como la 4ª fuerza, en otros como la 5ª y en unos más como la 6ª fuerza.

Añadieron que no obstante lo anterior, el PRD alcanzó un diputado de Representación Proporcional y se pudo conservar milagrosamente el registro ante el órgano electoral y el respectivo presupuesto.
Estos resultados sin duda alguna muestran el estancamiento en el que se encuentra el PRD en Yucatán, cuyo origen todo mundo conoce a perfección, pero nadie lo externa debido a una mal entendida disciplina partidista, apuntaron en el documento.

Los 11 perredistas coinciden en que quienes han tenido a su cargo la dirección del partido en Yucatán en los últimos años se han visto envueltos en escándalos de corrupción que han sido notorios y públicos, además de que han dado motivo a denuncias ante las autoridades administrativas y penales.

Ejemplo de ello, precisaron, fue el caso del otorgamiento de placas del servicio público de taxis a miembros de la dirección del PRD y a sus familiares, como producto de pago de favores políticos, especialmente por la admisión de leyes por parte de los diputados perredistas en el Congreso Local con el objeto de aprobar Iniciativas de Ley propuestas por el gobernador priista saliente y el apoyo al PRI en las elecciones pasadas.

Lamentaron el triste papel que han desempeñado las dirigencias pasadas y los diputados, convirtiendo la política en un mercado, donde los políticos, como verdaderos mercenarios, solo participan por dinero para su peculio personal, la diputación actual, en pago a los favores recibidos continúa completamente alineada a la bancada del PRI, aseveraron.

Por ello, indicaron que bajo tales circunstancias, les resulta imposible promover el desarrollo del partido, así como el ejercicio político electoral en un ambiente tan hostil y con un grupo que mediante las más sucias artimañas ha logrado alejar del partido a personas con alto perfil político y fuertes valores sociales.

Por tales motivos, el grupo de perredista dio a conocer las siguientes decisiones:
I.- No participar en el proceso de Elección de los Órganos de Representación y Dirección de este Instituto Político, establecido en el Acuerdo PRD/DNE034/20202 de la Dirección Nacional Extraordinaria del Partido de la Revolución Democrática.
II.- Apoyar a los candidatos del partido, cuyas trayectorias hayan sido impecables, tengan firmes convicciones de servicio y empeñen su palabra en cumplir fielmente con la función para la que serán electos en el ámbito federal, estatal y municipal
III.- Impulsaremos candidaturas y realizaremos alianzas con otras fuerzas políticas afines a nuestros principios ideológicos y nuestras plataformas electorales para lograr la mejor representatividad en los órganos a elegir.
IV.- Presentar ante los yucatecos a la brevedad posible, desde la sociedad civil una opción de participación ciudadana, en la que juntos construyamos un proyecto que verdaderamente propicie el desarrollo social, económico, cultural y político del Estado en el largo plazo, más allá de los objetivos electorales y de coyuntura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here