Buen Fin: NO al Consumismo Artificial

0
250
logo ANPEC

 Miles de mexicanos caerán en morosidad al no poder pagar sus créditos hipotecarios, automotrices, tarjetas y personales.
 Por la difícil situación económica el Buen Fin se alarga a 11 días, buscando seducir a toda costa al consumidor.
 Tengamos un consumo responsable en lo que resta del año. Mientras no logremos derrotar al virus no habrá la certidumbre necesaria para planear nuestro gasto a mediano y largo.
 No bajemos la guardia. El rebrote pandémico en invierno es inminente, resultando más agresivo que al inicio.

CDMX A 05 de noviembre del 2020.- Para la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) hay un objetivo puntual: Reactivar la economía promoviendo el consumo interno al cierre de este año. 2020 ha sido un año oscuro para la economía mexicana, se han perdido más de 16 millones de empleos y subempleos, formales e informales. El consumo privado nacional cayó en un 30% con respecto al 2019 debido a la pérdida del poder adquisitivo de la población, sin dinero no hay consumo y sin consumo no hay ventas. En este clima, resulta entendible que el Buen Fin se haya alargado a 11 días con toda la intención de contar con más tiempo y oportunidad para vender.
“Cuando la pandemia arrancó en marzo y llegamos a la cuarentena de abril los bancos se anticiparon, otorgando un periodo de gracia de 4 meses en el pago de créditos hipotecarios, automotrices, tarjetas y préstamos personales. 10 millones de cuentahabientes aprovecharon esta oportunidad, este respiro, para paliar los efectos negativos del Covid. Lo grave es que una gran cantidad de estas personas no han logrado regularizar sus finanzas personales al no recuperar sus trabajos e ingresos anteriores, viéndose obligados a caer en morosidad obligada. Esta es la sensación térmica que flota en el ambiente, falta de trabajo, ingresos y acumulado de deudas por pagar. Aunado a la morosidad de los pagos bancarios en los próximos días”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.
Adicional a todo ello está el relajamiento de la conducta social en la mal llamada Nueva Normalidad y la llegada de un invierno que se pronostica gélido, factores que han detonado un rebrote pandémico de una potencial letalidad mayor a la vivida en esta emergencia sanitaria. Chihuahua y Durango han regresado a semáforo rojo; Jalisco, Nuevo León y CDMX a un paso de hacerlo, viéndose obligada la población a una nueva cuarentena con actividades esenciales. Este regreso a un detenimiento social, de darse a lo largo del país, será catastrófico para la salud física y emocional de la gente. Acabaría por devastar los signos vitales de nuestra actividad económica.
La factura humana que está por endosarnos el Covid con una tasa mayor de contagios y muertes, aunada al decrecimiento económico entre 9 y 10 puntos del PIB provocará un mayor cierre de negocios, pérdida de empleos, pobreza e inseguridad.
En este contexto, en esta realidad que nos toca vivir, campañas comerciales como las del Buen Fin, que generarán un consumo artificial, terminan por causar más malestar que beneficio. De antemano se sabe que muchos consumidores que resulten presas de esta mercadotecnia terminarán comprando cosas que no podrán pagar, sumando más adeudos, dolores de cabeza y morosidad a lo que ya cargan en sus espaldas.
En los últimos meses el tránsito de mexicanos a EE. UU. por vía terrestre para realizar actividades no esenciales no ha sido permitido. El 21 de noviembre se espera que se pueda abrir el paso fronterizo. Seguramente influyó en esta decisión el buscar fortalecer al consumo interno a través de la campaña comercial del Buen Fin. El Gobierno Federal adelantará el 50% del pago de los aguinaldos y apoyará con el sorteo de 500 millones de pesos en premios fiscales para los distintos negocios participantes de esta iniciativa.
“Promover un consumo que provoca una mayor morosidad para poder decir que se ha reactivado el consumo interno es un autoengaño, un espejismo. La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) no está para dar consejos a nadie porque todos vivimos inmersos en esta realidad caótica y crítica que ha provocado el Covid, por lo que sugerimos a los consumidores ser cautos y no llevar más problemas al hogar. Los efectos más negativos de esta pandemia están por venir en 2021, todos los pronósticos indican que el próximo año se recrudecerá la crisis económica, ya que se nos acabaron los fondos de ahorro que teníamos, ya rompimos todos los cochinitos y en el 2021 nos enfrentaremos a la fría realidad de no contar con los recursos necesarios”, pronosticó Cuauhtémoc Rivera.
En tanto, SAM´S-Wal-Mart hará su propio Buen Fin del 5 al 8 de noviembre, adelantándose, buscando afianzarse como el principal vendedor de temporada.
“No nos endeudemos, no hagamos caso al canto de las sirenas, hagamos un consumo responsable, no compremos por comprar. Mantengamos la guardia en alto, seamos preventivos: cubrebocas, sana distancia, no aglomeración, uso de gel antibacterial. Entendamos que solo con prevención lograremos derrotar al Covid y, mientras no lo hagamos, ni cómo hablar de Reactivación Económica”, finalizó Cuauhtémoc Rivera.

Top de tentaciones del Buen Fin:
 Pantallas de TV.
 Cómputo y telefonía móvil
 Electrodomésticos
 Consolas y videojuegos
 Moda y calzado
 Decoración del hogar
 Belleza y cuidado personal

#PorUnConsumoResponsable
#MantenLaGuardiaEnAlto
#DiNoalConsumismo
#NoTeEndeudesNoCompresProblemas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here