Diputadas, diputados y ponentes dialogan sobre urna electrónica en Parlamento Abierto para Reforma Electoral

Nacional
  • • El foro 3 de este lunes se realizó bajo la modalidad de Mesa en Comisiones, con la de Puntos Constitucionales
  • • Es necesario el consenso porque “tarde o temprano los medios tecnológicos llegarán a los procesos electorales”: diputado Robledo Ruiz

Durante el foro 3 del Parlamento Abierto para la Reforma Electoral, organizado por la Junta de Coordinación Política (Jucopo), legisladoras, legisladores y expertos abordaron el tema “Urna Electrónica”.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Juan Ramiro Robledo Ruiz (Morena), explicó que se busca conocer las experiencias sobre la implementación de la urna electrónica, qué seguridad tiene y con qué métodos se puede dar confianza a los actores, tanto autoridades, votantes y partidos políticos; sus costos y si pudiera desplazar al procedimiento ordinario tradicional de la recepción del voto, así como en qué países se ha utilizado.

Indicó que las aportaciones de las y los especialistas serán útiles en la discusión en “este intento de ejercicio de parlamento abierto, otra tarea que la asamblea legislativa tiene pendiente y que no sabe usar bien. Entre nosotros discutimos, pero hay que escuchar y traer lo que escuchamos para darle un consenso que nos permita convertirlo en propuesta de reforma legal. Para eso estamos”.

Manifestó que éste es un tema recurrente y que las reformas constitucionales requieren varias condiciones para convertirse en realidad, “pero en materia electoral, además, se requiere que haya un entorno político, un impasse que permita el diálogo y que, para bien, concluya”.

Destacó la importancia de profundizar en aspectos como si sería posible impugnar el resultado de la urna electrónica, con qué medios procesales y cómo se reconstruiría el desarrollo de toda la jornada, encerrado en una urna electrónica.

Consideró que todas las opiniones construyen una conclusión, pero será la norma la que permita construir el programa para llegar a este tipo de voto, por lo que se requiere de un consenso que se convierta en una propuesta de reforma constitucional. “Independientemente de lo que decida esta Cámara, tarde o temprano los medios tecnológicos llegarán a los procesos electorales. En un futuro muy próximo estaremos haciendo uso del voto electrónico o por medio del Internet”.

La diputada del PRI, Cristina Ruiz Sandoval, se pronunció a favor de las innovaciones que generen una mejor disposición de recursos, “pero para que esto suceda y podamos utilizar herramientas que permitan ser más eficaces y efectivos, debemos tener un INE fortalecido, del que nos sintamos seguros y en el que todos sintamos confiabilidad”.

La diputada Susana Prieto Terrazas (Morena) dijo que es necesario reformar las leyes para que todo sea más efectivo y precisó que México tiene la democracia más costosa del mundo. Destacó la importancia de conocer, en términos ecológicos y económicos, la diferencia del costo entre el voto emitido en papel y el de las urnas electrónicas.

El diputado Santiago Torreblanca Engell (PAN) dijo que se dará mayor certeza si el elector ve el voto impreso pero no lo puede tocar, y cayera en la urna, “porque se corre el riesgo de que se lo lleve y podría haber una discordancia entre las boletas extraídas de la urna y las personas que votaron, lo que podría ser una causal de impugnación”.

El diputado Armando Gómez Betancourt (PVEM) refirió que la reforma electoral es fundamental, urgente y necesaria. Es indispensable atender este tema para devolverle al ciudadano la posibilidad de tener un Instituto fortalecido. Solicitó información sobre si la reforma es amigable con el tema de la tecnología y si considera que la urna electrónica es algo que reduce los costos y es más efectiva.

Intervención de especialistas

El ex consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Marco Antonio Baños, dijo que el voto electrónico es viable si se aplica correctamente. Planteó analizar un diseño que aborde las mejores prácticas y no descartarse como opción para hacer más eficiente el ejercicio del voto ciudadano, para abatir los despliegues logísticos costosos por la impresión y distribución de millones de boletas.

Beatriz Eugenia Rodríguez Villanueva, consejera electoral del Instituto Electoral de Coahuila, dijo que la urna electrónica se ha implementado en Coahuila desde 2005. Explicó que se trata de un dispositivo para registrar de forma inmediata el sentido del voto y tener resultados finales de manera inmediata al término de la jornada electoral. Destacó que el costo y su implementación deben ser paulatinos. “En las últimas elecciones se han utilizado 50 urnas electrónicas, lo que implica el uno por ciento de los votos que se recolectan y es muy poco”.

Daniel Mora Ortega, secretario de Actualización Legislativa de la Federación Mexicana del Colegio de Abogados, afirmó que se deben medir los riesgos y tener una legislación específica. Consideró que una reforma secundaria debe contemplar mecanismos para la inscripción en el Padrón Electoral. “Se debe pensar en cómo se pondrán en la ley los mecanismos para que se instale, opere y sobre los supuestos de anulación individuales y votación recibida por casilla o centros de votación”.

Vía Zoom, Milagros Otero Parga, catedrática de Filosofía y Teoría del Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela, afirmó que el voto electrónico es posible, pero para implementarlo se necesitan consensos políticos; “quizá eso sea lo primero que se tenga que alcanzar y para conseguirlo es necesario analizar los beneficios y las desventajas que ofrece un nuevo sistema”. Indicó que se debe contar con los medios que comprueben la identidad del votante, que el sufragio sea libre y una sola vez y que cumpla con idénticos requisitos de fiabilidad que el voto manual actual.

Alejandro Ricardo Femat Flores, investigador titular de la División de Matemáticas Aplicadas del IPICYT, señaló que, aunque el derecho al voto es fundamental, también los es la garantía de datos personales, sobre todo los que son sensibles. Se debe contar con cuatro elementos de seguridad, como lo es la protección de datos personales sensibles, identificación del votante y casilla, integridad, trazabilidad y disponibilidad del dato, lo que incluye la custodia digital del voto, así como ciberseguridad ante ataques y amenazas

Mónica Macías Guel, consejera electoral de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral de San Luis Potosí, comentó que entre las ventajas de utilizar urnas electrónicas está que facilita el voto y agiliza el proceso de votación, no puede hackearse ya que no están conectadas a Internet, generaría ahorros en el gasto de material electoral y son ecológicas.

Jaime Miquel Castañeda Salas, coordinador de asesores de Morena ante el Consejo General del INE, señaló que hay muchos aspectos del proceso electoral, aparte de los experimentos que se han hecho con las urnas electrónicas, en las que se pueden instrumentar las tecnologías de la información, cuya vía no puede estar peleada con la capacidad de verificar y que el ciudadano sea dueño del documento que expresa su voluntad.

Respuestas a legisladoras y legisladores

Al responder a los cometarios de las y los legisladores, Marco Antonio Baños expresó que los resultados de las elecciones por este medio se pueden impugnar y los tribunales deben tener facultades para determinar los comicios en los que lo que valga sea el software; también, en el caso de problemas técnicos, se podrían impugnar, pero no se podría reconstruir el camino voto por voto porque vulneraría el principio de secrecía.

Beatriz Eugenia Rodríguez destacó la importancia de socializar el uso y aplicación de la urna electrónica en escuelas, partidos y diversos ámbitos, antes de que inicien los procesos electorales para que la ciudadanía esté más familiarizada con ella. Añadió que su implementación abona a los costos ecológicos de los procesos electorales pues, aunque implica una inversión fuerte, se puede utilizar hasta 10 o 12 años y su costo, comparado con el del papel, honorarios, funcionarios de casillas en una votación tradicional, conlleva un ahorro significativo económico y ecológico.

Daniel Mora Ortega puntualizó que hay condiciones técnicas, políticas y sociales para realizar un desarrollo tecnológico electoral. “Creo que el voto en Internet es factible”.

La catedrática Milagros Otero Parga afirmó que no hay duda que el voto electrónico se va a imponer. “Voto en urna electrónica y a través de Internet sí, pero es importante que antes de ver los costos económicos, se vea dónde están los problemas, los errores y las dificultades del por qué no vota la gente, y una vez que consigamos explicar la importancia de votar, entonces estaremos en mejor situación de ver qué medio técnico utilizamos”.

Jaime Miquel Castañeda dijo que existe un problema de certeza que debe reflexionarse “desde el punto de vista de la objetivización del voto y las características que nos distinguen como país”. Estimó que lo más importante no es hablar de cultura de desconfianza, sino del costo social de instrumentar un mecanismo electrónico de votación. Agregó que la urna electrónica va perdiendo ante el Internet, porque el problema de votar desde un dispositivo sigue siendo el mismo: compra, coacción y desde dónde se ejerce el voto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.