Garantizan tratamiento a pacientes renales

0
104
  • Durante la pandemia, el Hospital Regional del ISSSTE ha brindado 3 mil 357 sesiones de hemodiálisis a pacientes Covid y No Covid.

Mérida, Yucatán, a 21 de noviembre de 2020.- Los pacientes con enfermedades renales son un grupo vulnerable ante el Covid-19, por lo que personal médico y de enfermería del Hospital General del ISSSTE Mérida Pensiones aplican desde el inicio de la pandemia los protocolos sanitarios para garantizar la atención de estos pacientes.

De acuerdo con la Dirección General del hospital, desde que comenzó la alerta sanitaria a la fecha se han brindado 955 consultas del servicio de Nefrología y se han realizado 3 mil 357 sesiones de hemodiálisis a pacientes Covid y No Covid.

Al respecto, la responsable del área de Hemodiálisis del Hospital Regional del ISSSTE, Silvia Ortiz Martín, señaló que los pacientes renales, que reciben hemodiálisis tienen un mayor riesgo de contraer el Covid-19 porque no pueden hacer cuarentena en casa, ya que necesitan acudir a su tratamiento.

«Actualmente, tenemos unos 30 pacientes renales con tratamiento de hemodiálisis, los cuales vienen con mayor frecuencia al hospital que la mayoría de los derechohabientes; por ello, las estrategias de control de infecciones y el distanciamiento físico en la unidad de hemodiálisis han limitado la propagación del Covid-19 entre estas personas”, afirmó la especialista en Enfermería.

Comentó que desde el inicio de la pandemia, el hospital del ISSSTE decidió dividir a los pacientes renales en dos turnos, matutino y vespertino, destinando el segundo a aquellos que presentan síntomas de Covid-19 y con lo cual “aseguramos el distanciamiento, la propagación del virus y garantizamos que los enfermos reciban su tratamiento”.

Precisó que a los pacientes renales con síntomas de Covid-19 se les asigna un enfermero, el cual con las medidas de protección aplica el tratamiento y al término de la sesión se procede a sanitizar el área de acuerdo con los protocolos.

Explicó que la hemodiálisis es un tratamiento para la insuficiencia renal que se realiza haciendo pasar la a través de un filtro exterior, que se encuentra en una máquina de diálisis.

“Este filtro permite que las toxinas y el exceso de líquido salgan de la sangre sustituyendo de esta forma la función de sus riñones enfermos”, precisó.

Finalmente, Ortiz Martín enfatizó que los pacientes que reciben diálisis no deben tener miedo de ir al médico ni a los hospitales a causa del Covid-19 porque es fundamental que los pacientes continúen recibiendo la atención que necesitan.

“En el Hospitales Regional del ISSSTE hemos tomado las medidas para garantizar la seguridad de los pacientes. Es importante que continúen su plan de tratamiento y estén en contacto con su médico», puntualizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here