IMSS Yucatán orienta sobre cómo prevenir el tracoma, una de las principales causas de ceguera

0
46
  • ·         Para evitar este tipo de casos se sugiere no compartir toallas, anteojos, pañuelos, ropa de cama, ni maquillaje para los ojos

El tracoma es una infección ocular prevenible; pero, de no aplicarse las medidas pertinentes, constituye una de las principales causas de ceguera;  por lo tanto el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán informa sobre este padecimiento y la importancia de proteger la salud ocular.

La jefa del Departamento de Oftalmología del Hospital General Regional (HGR) No.12, del IMSS doctora Verónica Romero Vázquez, informó que esta enfermedad infecciosa de la vista es causada por la bacteria Chlamydia Trachomatis, se transmite por contacto con las secreciones oculares de una persona infectada, y es difícil evitar las reinfecciones.

Si esta infección bacteriana se detecta a tiempo sólo requiere de seguimiento médico o tratamiento farmacológico; pero en las etapas más avanzadas se necesita cirugía y en algunos casos difícilmente pueden controlarse las complicaciones; ya que después de años de infecciones repetidas, se forman opacidades y disminución de la visión hasta llegar a presentarse ceguera irreversible.

Esta enfermedad por lo general afecta a ambos ojos. Los síntomas ocurren desde los primeros días de exposición a la bacteria; presentándose inflamación de los parpados, secreción ocular, irritación, dolor y otras complicaciones que podrían derivar en la ceguera.

Otras complicaciones en la salud, generadas por el tracoma son: Formación de cicatrices en el párpado interno, deformidades del párpado o pestañas encarnadas denominadas Triquiasis, es decir, cuando el crecimiento de las pestañas es hacia adentro del ojo, lo que llega a provocar en algunos casos lesiones o reinfecciones.

Si no se cuenta con hábitos de higiene pertinentes esta infección se puede propagar fácilmente a través del contacto con los ojos; por tal motivo se sugiere evitar tocarse la cara y ojos; mantener limpio y desinfectado el hogar. No se deben compartir anteojos, toallas, pañuelos, ropa de cama ni maquillaje para los ojos. El lavado de cara y manos debe ser con agua limpia.

Si se habita con una persona que presenta este diagnóstico, las medidas de higiene y el lavado de manos deben ser recurrentes.

Finalmente, en caso de registrar cualquier molestia en los ojos o la vista, se recomienda acudir con su médico para ser valorado y poder recibir el tratamiento pertinente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here