Invita IMSS a continuar con la lactancia materna y promueve medidas preventivas de COVID-19

0
66
ptr
  • La lactancia materna debe ser exclusiva durante los primeros seis meses de vida 
  • Se reitera que no hay evidencia de transmisión del COVID-19 a través de la leche materna 

La leche materna es el mejor alimento que puede recibir un recién nacido sobre todo en estos momentos de emergencia sanitaria por COVID-19, ya que otorga los anticuerpos y nutrientes necesarios para fortalecer su sistema inmunológico; por tal motivo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán invita a no suspender esta práctica y mantener las medidas preventivas contra el virus SARS-CoV-2. 

Para continuar de manera segura con la lactancia se recomienda a las madres de familia: lavado de manos por al menos 30 segundos antes de tocar al bebé o antes de retirar la leche materna (extracción manual o en la bomba extractora); utilizar ropa limpia que sea exclusiva para amamantar y lavarla frecuentemente; usar cubrebocas durante las tomas. Si tose o estornuda, cambiar el cubrebocas inmediatamente y lavar las manos. 

Si requiere salir de su domicilio, se sugiere alimentar al bebé antes de dejar la casa, siempre con las medidas de higiene pertinentes.  

Las recomendaciones anteriores también aplican para reducir el riesgo de transmisión del virus durante el contacto físico y la lactancia para madres sospechosas o confirmadas con el virus SARS-CoV-2.  

Se reitera que no hay evidencia de transmisión del COVID-19 a través de la leche materna, por lo que se sugiere efectuarla, aun en caso de infección sospechosa o confirmada, siempre que la madre esté en condiciones clínicas adecuadas para hacerlo.  

Otras recomendaciones para que las mujeres puedan fortalecer su salud y  tener una lactancia exitosa, son: beber mucha agua, ya que durante la lactancia el cuerpo de la madre requiere mayor hidratación. Si presenta grietas y dolor en los pezones, puede humectarlos con leche materna; lo importante es no suspenderla, ya que la lactancia debe ser exclusiva durante los primeros seis meses de vida. 

Esta práctica permite en los bebés la disminución de probabilidad de muerte súbita o también conocida como muerte de cuna; favorece el desarrollo intelectual y psicomotor; disminuye el riesgo de enfermedades respiratorias y digestivas; previene sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión en etapas posteriores. 

En tanto que a las mamás les ayuda a disminuir el sangrado postparto; reduce el peso obtenido en el embarazo; disminuye el riesgo de presentar osteoporosis, cáncer de mama y de ovario; de igual forma, favorece el vínculo madre-hijo.  

Finalmente, se reitera que en caso de que algún integrante de la familia presente síntomas como dificultad para respirar, tos, aumento de la temperatura, falta de gusto y olfato; debe acudir a los Módulos de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS), ubicados en las Unidades de Medicina Familiar (UMF), donde se otorga atención las 24 horas, a pacientes con síntomas de enfermedades o problemas respiratorios. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here