La piloto adolescente Zara Rutherford se convierte en la mujer más joven en volar sola por el mundo

0
71

(CNN) — La aviadora adolescente Zara Rutherford se ha convertido en la mujer más joven en volar sola alrededor del mundo.

La joven de 19 años, que tiene doble nacionalidad británico-belga, aterrizó en el aeropuerto de Kortrijk-Wevelgem en el oeste de Bélgica este jueves, completando un viaje épico de 41 países que abarca más de 52.000 kilómetros, y rompió dos récords mundiales Guinness en el proceso.

«Lo logré», dijo a los periodistas Rutherford, quien recibió una entusiasta bienvenida a su llegada.

No solo ha batido el récord de la estadounidense Shaesta Waiz, que tenía 30 años cuando dio la vuelta al mundo sola en 2017, Rutherford ahora también tiene el título de la primera mujer en dar la vuelta al mundo en un avión ultraligero.

También es la primera belga en dar la vuelta al mundo sola.

Sin embargo, el camino del adolescente hacia la gloria no ha estado exento de desafíos.

Cuando Rutherford partió el 18 de agosto de 2021 en un avión ultraligero Shark hecho a medida, creía que su aventura aérea tomaría unos tres meses.

Misión completada para joven aviadora

Pero estuvo plagada de contratiempos, incluidos retrasos de un mes tanto en Alaska como en Rusia debido a «problemas de visa y clima», lo que retrasó su agenda ocho semanas.

«Diría que la parte más difícil fue definitivamente volar sobre Siberia: hacía mucho frío. Hacía menos 35 grados centígrados en tierra», dijo Rutherford durante una conferencia de prensa este jueves.

«Si el motor se detuviera, estaría a horas de ser rescatada y no sé cuánto tiempo podría haber sobrevivido».

También se vio obligada a realizar un aterrizaje no programado en Redding, California, debido a la mala visibilidad como resultado de los incendios forestales en el área de Seattle y luego se le negó el permiso para volar sobre China. Reproductor de vídeo

«Esperaba completarlo para Navidad, pero supongo que eso ya no sucederá», dijo Rutherford a los periodistas en el Aeropuerto Internacional de Gimpo en Seúl, Corea del Sur, después de llegar de Vladivostok el 13 de diciembre. «Pero es una aventura».

Si bien ha volado a una variedad de destinos, como Singapur, Egipto y Grecia, junto con Rusia y Corea del Sur, Rutherford no ha podido explorar ninguno de ellos en tierra debido a las restricciones de covid-19.

El tramo final de su viaje también se vio afectado por retrasos debido al mal tiempo, lo que significó que su fecha de finalización se retrasó una semana más.

Rutherford se encuentra actualmente en un año sabático y planea ir a la universidad en septiembre para estudiar ingeniería informática. Aunque sus padres son pilotos y ella ha estado aprendiendo a volar desde que tenía 14 años, Rutherford no obtuvo su primera licencia hasta 2020.

Uno de sus principales objetivos para este desafío, además de romper el récord de Waiz, era garantizar una mayor visibilidad de las mujeres en la aviación.

El año pasado, Rutherford habló de su decepción por el hecho de que solo el 5,1% de los pilotos de líneas aéreas en todo el mundo son mujeres, según cifras de la Sociedad Internacional de Mujeres Pilotos de Líneas Aéreas (ISA, por sus siglas en inglés).

“[5%] es un número tan pequeño, considerando que es una carrera en la que básicamente te pagan por viajar alrededor del mundo; obviamente es trabajo, pero es una carrera increíble con oportunidades increíbles”, dijo a CNN.

Sensibilización

Rutherford ha estado apoyando a dos organizaciones benéficas en su viaje: Girls Who Code, que ayuda a mujeres jóvenes a ingresar a la informática, y Dreams Soar, una organización sin fines de lucro fundada por Waiz, que apoya a mujeres y niñas que ingresan a los campos de STEM.

Ella espera que su viaje de alto perfil anime a más niñas y mujeres jóvenes a considerar una carrera en la aviación.

«Es algo fácil de decir, pero hazlo», agregó Rutherford. «Si no intentas ver qué tan alto puedes volar, entonces nunca lo sabrás».

El avión ultraligero de dos asientos en el que completó el viaje fue proporcionado por Shark Aero, uno de los patrocinadores del viaje, con personalizaciones como una segunda radio y un tanque de combustible adicional en el lugar donde normalmente se sentaría el segundo asiento del pasajero.

El avión tiene una velocidad de crucero óptima de 140 nudos (alrededor de 160 mph), según el sitio web oficial de Rutherford, Fly Zolo, y está equipado con un paracaídas integrado.

Rebecca Cairns de CNN también contribuyó a este reporte. / FUENTE CNNESPANOL.CNN.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here