Llama IMSS a prevenir riesgos por altas temperaturas en Yucatán

0
78

Es importante el consumo suficiente de agua y no exponerse por periodos prolongados al sol y calor

Debido a que ya se registran altas temperaturas en Yucatán, la Oficina de Representación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda a la población fortalecer las medidas preventivas para evitar el aumento de casos de golpe de calor y/o deshidratación.

La coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS en la entidad, doctora Flor Rodríguez Melo, indicó que la deshidratación se presenta cuando el cuerpo pierde con mayor facilidad agua y electrolitos y estas pérdidas no se restituyen.

Por lo anterior, es importante el consumo suficiente de agua y no exponerse por periodos prolongados al sol y calor, sobre todo en horarios de 12:00 a 16:00 horas.

Los síntomas principales de la deshidratación son: boca y lengua secas, orina más concentrada por lo que el color resulta muy oscuro, además de sentir fatiga, mareos, confusión e irritabilidad.

En lactantes o niños pequeños también se pueden presentar ojos, mejillas y fontanela (zona blanda de la parte superior de la cabeza) hundidos.

Por otro lado, las altas temperaturas también pueden generar casos de golpe de calor, indicó la especialista del IMSS.

El golpe de calor consiste en un aumento de la temperatura corporal, a partir de los 40 grados, que afecta de manera súbita las funciones vitales del organismo; los más vulnerables son menores de cuatro años de edad, personas con diabetes, hipertensión o con problemas cardíacos, así como adultos mayores.

El golpe de calor no sólo puede ser producido por la prolongada exposición a las altas temperaturas, sino también por el ejercicio o actividad extenuante en ambientes sin adecuada ventilación.

Para prevenirlo, además de no exponerse al sol por periodos prolongados, se recomienda mantener las casas ventiladas, beber agua constantemente y evitar consumir refrescos y/o bebidas alcohólicas, ya que contribuyen a la deshidratación.

Los síntomas del golpe de calor son: temperatura corporal elevada (arriba de 40 grados centígrados), agitación, náuseas, dolor de cabeza, vómito, respiración acelerada, piel caliente y seca al tacto.

En caso de que alguna persona considerada dentro de los grupos de riesgo presente síntomas de deshidratación o golpe de calor, es importante acudir a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) para evitar complicaciones y riesgos a su salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here