Orienta IMSS Yucatán sobre la importancia del consumo de ácido fólico en el embarazo

0
70

·         Subraya que todas las personas deben de consumir alimentos ricos en este nutriente que también se encuentra en vegetales de hojas verdes, frutas, chícharos, lentejas, nueces, aguacate, cereales y otros productos hechos con granos

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán informan de la importancia del  consumo del ácido fólico para prevenir la espina bífida, malformación congénita del tubo neural. Las y los bebés que presentan espina bífida suelen tener daños en la médula espinal y en la columna.

La doctora Gabriela Canché Briceño, coordinadora auxiliar de Atención Médica, señaló que el ácido fólico es una vitamina del grupo B importante para el organismo por lo que todas las personas deben de consumir alimentos ricos en este nutriente; sin embargo, se recomienda que las mujeres en edad reproductiva, en especial si planean embarazarse o ya se encuentran embarazadas, acudan a su Unidad de Medicina Familiar para recibir orientación sobre la dosis que deben ingerir.

Esta vitamina se encuentra en alimentos, como: vegetales de hojas verdes, frutas, chícharos, lentejas y nueces, aguacate, espinaca, brócoli, panes enriquecidos, cereales y otros productos hechos con granos.

Por otro lado, la doctora Canché explicó que el tubo neural suele cerrarse a los 28 días de gestación,  más tarde es replegado el interior del cerebro del producto y su columna vertebral. En los casos en los que el tubo neural no se ha cerrado completamente, puede presentarse nacimientos con espina bífida u otros defectos en el tubo neural.

Se distinguen dos tipos de espina bífida, el primero es el llamado espina bífida oculta, donde se presentan menos complicaciones ya que la médula espinal y los nervios no están afectados y generalmente no se requiere ningún tratamiento.

En la espina bífida abierta, se distinguen dos tipos: meningocele, que es la forma menos frecuente y la médula espinal no se encuentra afectada, por lo que normalmente se trata  con una cirugía.

Y la mielomeningocele, que es la variante más grave y frecuente dentro de los tipos de espina bífida. Se caracteriza por la presencia de un quiste localizado en la columna vertebral. Dicho quiste contiene las membranas y las raíces nerviosas de la médula espinal que se encuentran dañadas. En este tipo de espina bífida, las y los pacientes llegan a tener daños neuronales, discapacidad motriz e intelectual.

De esta forma, la especialista subrayó la importancia del consumo de ácido fólico para prevenir estos padecimientos; además de que también ayuda a prevenir el labio leporino y algunas afecciones del corazón y extremidades.

Para tener un embarazo sano y prevenir complicaciones, es indispensable mantener una alimentación balanceada, no faltar a sus revisiones médicas y evitar el consumo de alcohol, tabaco, drogas; así como la automedicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here