Para César Évora, el amor no tiene edad

0
44

“Lo que atrae en una telenovela, no es el color de la piel de la protagonista o si es güera, morena o lampiña; lo que determina la atención del público es que sea una bonita historia e interesante”, declara César Évora, quien es Jesús Rojas en la novela ¿Qué le pasa a mi familia?, de Juan Osorio, que está en su semana de estreno con 85 episodios.

“Si tú haces bien el cuento, no importa quién sea el protagónico, a lo mejor le puedes añadir un plus, un acento extra. Puede ser que tengas empatía con el público pero no todas o todos la tienen”, afirma Évora.

Esta es una comedia romántica que resalta los valores y la unión familiar, así como el hecho del papel de la mujer mexicana, a través de personajes como una madre, en este caso doña Luz interpretada por Diana Bracho, quien sacrifica todo por darle comida, sustento y educación a sus hijos, sin que sea valorada. El papel de Évora se relaciona de una manera especial con el de Bracho.

Jesús, es un personaje maravilloso, muy bonito, es un hombre echado para adelante, recto, positivo y arregla su vida a su manera, de la que aprende en ese camino de crecimiento que lo hace convertirse en un tipo con una vida dedicada al prójimo.

“Mantiene una relación con doña Luz e inician con una amistad y va adquiriendo otra relación de una pareja madura. Por supuesto, el egoísmo de los hijos va a hacer que se opongan rotundamente”.

El primer actor con 37 telenovelas en su trayectoria dice que: “la historia habla de ayudar al prójimo y del amor en la madurez, en la adultez, ¿por qué negarlo?”.

La telenovela protagonizada por Eva Cedeño y Mane de la Parra, está ambientada en escenarios naturales de Guanajuato, y pueblos mágicos como San Miguel de Allende, León, La Paz, entre otros.

Fuente: El Sol del Centro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here