Para que haya paz laboral debe hacer justicia salarial: NGU

0
72

El día de ayer, viernes 3 de diciembre de 2021, continuando con la primera parte de la gira por la república mexicana, el Senador Napoleón Gómez Urrutia presentó su más reciente libro “El Triunfo de la Dignidad” en la ciudad de Mérida, Yucatán.

El Gran Museo del Mundo Maya fue el lugar donde asistentes de todo el estado pudieron disfrutar de un extraordinario panel de oradores conformado por Verónica Camino Farjat, Senadora de la República; Laura Ramírez, Representante de los United Steelworkers; Rita Robles, académica de temas laborales; y Aarón Rosado, Enlace Territorial del Tren Maya en Yucatán. Cada uno de los ponentes compartió
sus impresiones sobre el reconocido trabajo del Senador así como de su más reciente obra.

Se trató de una presentación única en su estilo donde los ponentes interactuaron con las y los asistentes y se experimentó un ambiente relajado y familiar.

El evento inició con la intervención de Laura Martínez, amiga personal y compañera de lucha del Senador que actualmente reside en Estados Unidos trabajando por la defensa de los derechos laborales. Martínez habló sobre los valores compartidos entre las organizaciones hermanas de mineros en ambos lados de la frontera y enfatizó la necesidad de la solidaridad internacional para el progreso de causas compartidas.

“Durante muchos años el Sindicato Minero y su dirigente trabajaron con Steelworkers en muchas luchas. La más conocida es Pasta de Conchos, donde murieron 65 trabajadores, pero hay muchos otros casos donde hemos podido mostrar que existe la solidaridad internacional”, mencionó.

Después, Aarón Rosado tomó la palabra para felicitar al Senador por su libro y por su continua labor para mejorar las condiciones de vida de las y los trabajadores en México. Destacó la trayectoria de Gómez Urrutia como luchador social y la comparó con la del actual presidente Andrés Manuel López Obrador puesto que en ambos casos se busca ayudar a los menos favorecidos y protegerlos de poderes fácticos.

Asimismo, resaltó la participación de los sindicatos en la construcción de una de las obras más ambiciosas de la Cuarta Transformación.

“Hoy en día nos toca trabajar con sindicatos a nivel local y nacional. Estamos colaborando con empresas y estas asociaciones para que puedan aportar al desarrollo que todo México se merece. Los miembros de la sección 200 del Sindicato Minero están aportando suministros eléctricos a la construcción del Tren Maya y para mí es un orgullo poder colaborar con estos sindicatos que están apoyando con la convicción de que todos nos subiremos al Tren Maya en 2023”, afirmó el enlace territorial de esta monumental obra en Yucatán.

A continuación se contó con la intervención de Rita Robles, quién ha estudiado de cerca el movimiento sindical de los mineros. Robles habló sobre la tragedia de Pasta de Conchos y cómo este evento transformó a los sindicatos en México. Mencionó que se sintió identificada con la defensa de los derechos laborales esbozada en el texto de “El Triunfo de la Dignidad”.

En este sentido, narró lo siguiente:
“Cuando ocurrió el siniestro de Pasta de Conchos, yo estaba trabajando en una organización que promueve los derechos laborales desde la sociedad civil y nos tocó atender de primera mano la urgencia. Nos dedicábamos a documentar posibles violaciones a derechos humanos. Cuando leo el libro, lo leo en el contexto histórico de lo que tocó vivir a mí.

Leo este libro como un aporte muy importante que hace el Senador para recuperar la memoria y para dejar escrita la memoria histórica de lo que estuvo sucediendo en el momento”.

La Senadora Camino Farjat enfatizó que el libro de Gómez Urrutia cambió su percepción después de que los medios de comunicación le generaron una imagen negativa sobre el Senador y su trabajo. Invitó a los asistentes a reflexionar y a ir más allá de la información que se encuentra a primera mano. Afirmó que la causa del sindicalismo debería ser de interés nacional, pues se trata de la lucha por
garantizar los derechos fundamentales de la clase trabajadora.

“Las causas del sindicalismo nos interesan porque se trata de los derechos laborales, sin importar si son trabajadores del sector público y privado. Todos tenemos derecho a una vida digna”, mencionó la representante de Yucatán.

Por último, el Senador y líder sindical tomó la palabra y compartió con la audiencia anécdotas esbozadas en el libro sobre su vida y trabajo en el exilio. Procedió a mencionar al grupo de expresidentes y empresarios que utilizaron todos los recursos en sus manos para embestir contra las y los mineros que resistieron valientemente hasta la victoria.

Por último, comentó que nuestro país no sólo requiere de la acción de sindicatos, sino también de más empresarios socialmente responsables que valoren el trabajo y esfuerzo de la clase trabajadora para avanzar juntos hacia la prosperidad compartida. “Tengo una frase que lo sintetiza muy bien”, dijo, “para que haya paz laboral debe haber justicia salarial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here