Recomienda IMSS extremar precauciones para prevenir enfermedades gastrointestinales.

0
133
imss puerta
  • Estas enfermedades son provocadas principalmente por consumir alimentos en mal estado o agua contaminada
  • El correcto lavado de manos antes de preparar los alimentos y comer; así como después de ir al baño o de regreso al hogar, también previene padecimientos gastrointestinales

En Yucatán comenzó la temporada de lluvias y cambios de temperatura, por lo que la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la entidad recomienda a la población a extremar precauciones para prevenir enfermedades gastrointestinales, ya que aunque se ha disminuido el consumo de alimentos en la vía pública, en esta temporada es común que se descompongan, incluso en el hogar.

“Estas enfermedades son provocadas principalmente por consumir alimentos en mal estado o agua contaminada; sin embargo, son las manos el vehículo por el que se trasmiten, ya que en ellas existen virus y bacterias que no son invisibles a los ojos, es por esto que el correcto lavado de manos antes de preparar los alimentos y comer; así como después de ir al baño o de regreso al hogar, también previene padecimientos gastrointestinales”, explicó la encargada de la Coordinación de Enfermería en Atención Médica, Trinidad Naranjos Martínez.

El síntoma principal es la diarrea, que se manifiesta con más de tres evacuaciones en 24 horas o con una frecuencia mayor a la que se considera normal, según las características de la persona, detalló. Es importante saber que la diarrea no es una enfermedad, sino un síntoma causado por una infección que inició por alguno de los factores ya mencionados.

Los grupos poblacionales que tienen mayor riesgo de padecerlas y presentar complicaciones por deshidratación, son los menores de cinco años de edad, mayores de 60, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

Los síntomas también incluyen: dolor abdominal o cólico, náuseas, vómito, poco apetito, fiebre, malestar general y debilidad.

Para prevenirlas se recomienda beber únicamente agua embotellada, hervida o desinfectada; comer verduras y frutas previamente lavadas; consumir alimentos bien cocidos y calientes al momento de servirse, y cuando sobran, es importante guardarlos en contenedores cerrados y refrigerarlos una vez que se hayan enfriado.

Otras medidas son revisar la fecha de caducidad de enlatados, envasados y en el empaque de la carne. Para el pescado, verificar que no tenga mal olor y que los ojos tengan un aspecto brillante y cristalino.

En cuanto al refrigerador, la especialista del IMSS en Yucatán recomendó ajustar la temperatura superior a lo habitual, para mantener los alimentos frescos y fríos en esta época calurosa, además de mantener la puerta bien cerrada, cuidar su aseo y no saturarlo para que el aire y temperatura se distribuyan de forma uniforme.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here