Desconoce GPPAN al Insabi y a su titular por falta de capacidad y reglas de operación

0
140
  • Gobierno debe informar sobre el uso de 40 mil millones de pesos transferidos al Insabi; la falta de transparencia también es corrupción
  • Nula de atención y desbasto de medicamentos, resultado de la mala implementación de la reforma en materia de salud

Las senadoras y los senadores del Grupo Parlamentario del PAN desconocieron al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y a su titular, Juan Antonio Ferrer Aguilar, por la falta de acciones concretas para hacer frente a la contingencia sanitaria y carecer de las reglas de operación necesarias que den atención a pacientes con enfermedades graves.

Además, exigieron cuentas claras de todos los recursos erogados por el Instituto, ya que no existe claridad en su ejercicio por carecer de reglamentación, y afirmaron que la falta de trasparencia también es corrupción.

“Para el gobierno federal la prioridad no son los más vulnerables, el Insabi no garantiza la atención de quienes más lo necesitan, mucho menos es prioridad dar certidumbre a las niñas y niños”, sostuvo en conferencia de prensa virtual la senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, acompañada de las senadoras Alejandra Reynoso Sánchez, el coordinador Mauricio Kuri González y el senador Damián Zepeda Vidales.

La secretaria de la Comisión de Salud del Senado señaló que se instruyó a la institución fiduciaria del Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud para que transfiera al Insabi hasta 40 mil millones de pesos del patrimonio de dicho Fideicomiso, lo que representa claramente un desvío de recursos, por lo que, recordó, presentó una denuncia ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para que inicie las investigaciones correspondientes.

Además, dijo, se presionó a los gobernadores para que firmaran el convenio con el Insabi, lo cual fue rechazado por algunos al argumentar que se requieren reglas de operación para conocer a fondo el funcionamiento administrativo.

“Al no existir reglas de operación el Insabi no está apto para funcionar”, insistió.

Es falso que el Insabi sea universal y gratuito, pues la Ley General de Salud solo establece la atención al primero y segundo nivel, lo que deja fuera a las altas especialidades, como el cáncer.

“La reforma en salud no ha logrado ni siquiera asegurar el abasto oportuno de medicamentos, por capricho gubernamental y bajo el argumento de terminar con la corrupción; sin embargo, este gobierno ha demostrado ser de los más opacos que se tenga memoria 7 de cada 10 compras que ha realizado han sido por adjudicación directa”, acusó.

Pese a las deficiencias y a que la llegada del Covid-19 a nuestro país era inminente, el gobierno decidió echar a andar el Insabi sin reglas de operación, lo cual hasta el momento sigue generando incertidumbre en hospitales y desabasto de medicamentos, sobre todo en los de alta especialidad, indicó.

“El Fondo de Gastos Catastróficos que incluía la atención de 66 enfermedades especializadas desapareció, y mientras no existan reglas claras, los hospitales públicos han venido cobrando por la atención y tratamiento de ciertas enfermedades”, subrayó.

A seis meses de que, teóricamente, el Insabi inició operaciones, las familias más vulnerables siguen desprotegidas; claro ejemplo de ello es la huelga de hambre que llevaron a cabo por 56 horas los padres de niñas y niños con cáncer debido a la falta de quimioterapias para sus hijos.

“Es alarmante y preocupante que el gobierno federal no tenga la sensibilidad y la solidaridad para que las niñas y niños con cáncer del país puedan llevar su tratamiento en tiempo y forma. Hoy en México, está prohibido enfermarse”, lamentó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here