La OSY presenta dos joyas: la Sinfonía No. 38 “Praga” de Mozart y la Sinfonía No. 2 de Schumann

0
37
  • – Son obras consideradas eslabones en la evolución del género sinfónico.
  • – El maestro Juan Carlos Lomónaco, desde el podio, levará la batuta

Mérida, 19 de octubre de 2021.- Dos de las joyas más preciadas de la historia de la música, la Sinfonía No. 38 “Praga” de Mozart y la Sinfonía No. 2 de Schumann forman el sexto programa a interpretar los días 22 y 24 del presente mes por la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

Como uno de los repertorios más atractivos a presentar en su actual XXXVI Temporada de Conciertos, la orquesta ha programado dichas obras que representan eslabones importantes en la evolución y el desarrollo del género sinfónico.

Bajo la batuta del maestro Juan Carlos Lomónaco, el pleno de integrantes de la OSY presentará este viernes y domingo a las 20:00 y 12:00 horas, respectivamente, en el teatro Peón Contreras las creaciones de Wolfgang Amadeus Mozart y Robert Schumann.

Con la aplicación de los protocolos sanitarios de prevención del Covid-19 entre el público asistente y los integrantes de la orquesta, ambos conciertos buscan extender los bienes del arte y la cultura entre los yucatecos, objetivo del actual gobierno de Mauricio Vila Dosal.

Del genio de Salzburgo, Mozart (1756-1791), la orquesta interpretará la Sinfonía No.38 que lleva el sobrenombre de la ciudad, cuyo Teatro de la Ópera de Praga estuvo abarrotada en el estreno de la obra, la cual tuvo la calurosa acogida de los praguenses.

La fama de Johannes Chrysostomus Wolfgang Amadeus Mozart – su nombre completo- era enorme, ya que dos días antes en la misma ciudad presentó su ópera “Las bodas de Fígaro”, puesta en escena que al igual que Don Giovanni y La Clemenza di Tito tuvieron gran aceptación en esa urbe.

Aunque otras de sus sinfonías tienen sobrenombres de ciudades como “París” (Sinfonía No. 31) y “Linz”, (Sinfonía No. 36), la No. 38 Praga formó parte especial de la vida y los éxitos de Mozart como director de orquesta y de ópera y compositor.

No es casual que la película Amadeus (1984, dirigida por Milos Forman y ganadora del Oscar al Mejor Actor con Tom Hulce como protagonista principal) sobre la vida del compositor fue rodada en su mayor parte en la ciudad de Praga.

A diferencia de la mayoría de las sinfonías de Mozart, “Praga” consta de sólo tres tiempos o movimientos, el primero de ellos, una introducción que representa el adagio más largo de todas sus obras y que los críticos consideran uno de los más “sublimes” del género sinfónico. A decir de ellos, es la sinfonía más compleja y profunda de las creadas por Mozart.

Si bien las sinfonías más celebradas y famosas de Mozart son las últimas tres (39, 40 y 41), la 38 es grandiosa, con ritmo persistente, rica en modulaciones, elementos que harían de este compositor de Salzburgo uno de los mayores exponentes de la música sinfónica.

La música de Mozart en este programa de la OSY es un acierto, ya que es uno de los genios más destacados en la historia de la música, pues en sus 35 años de vida creó más de 600 obras, entre ellas 46 sinfonías, 20 misas, 178 sonatas para piano, 27 conciertos para piano, 6 para violín, 23 óperas y otras 60 partituras de todos los géneros musicales.

En la parte complementaria, la OSY interpretará del compositor alemán Robert Schumann (1810 – 1856) la Sinfonía en Do mayor que fue estrenada el cinco de noviembre de 1846 con la Orquesta de Gewandhaus de Leipzig dirigida por Felix Mendelssohn y publicada en 1847 como su Sinfonía No. 2, Op. 61.

El autor enfrentó depresión y problemas de salud durante la creación de esa sinfonía entre diciembre de 1845 y octubre de 1846, que ostenta, sin embargo, un tono alentador, ya que imprimió un acento musical de gran fuerza con una vitalidad análoga al denominado «triunfo beethoviano» sobre el destino/pesimismo.

Schumann compuso la segunda de sus cuatro sinfonías en cuatro movimientos, en los que resalta el tiempo inicial, el de apertura, por la epopeya exposición de percusiones y trompetas, misma que reaparece al final de la obra, que resulta la concepción orquestal más grandiosa del compositor.

Hay quienes han hallado la sombra de Ludwig van Beethoven (1770-1827) en esta obra, lo cual no resulta casual o extraño, ya que Schumann profesaba gran admiración por la música de su ilustre predecesor.

Los boletos para este sexto programa están disponibles en las taquillas del Teatro Peón Contreras (100, 200, 250 y 300 pesos) con la posibilidad de adquirirlos en línea en la página www.sinfonicadeyucatan.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here