María Ester Alonzo morales presenta punto de acuerdo para exhortar al instituto nacional de los pueblos indígenas a publicar, a la brevedad, los resultados de las convocatorias del programa de derechos indígenas.

0
135

La violencia de genero tiene diferentes matices entre los distintos grupos de mujeres; este es el caso de las mujeres indígenas y afrodescendientes quienes, por ser mujeres, en su mayoría pobres, ven agravados los factores asociados a la violencia de género, pues viven en un contexto particular, en el cual su cosmovisión y algunos usos y costumbres las colocan en situaciones de especial vulnerabilidad.

Ante este panorama, la Diputada Federal María Ester Alonzo Morales, dio a conocer que a lo largo de los años se han implementado diversas acciones gubernamentales para la atención y prevención de los tipos de violencia; uno de los programas focalizados a este sector de la población son las Casas de la Mujer Indígena y Afromexicana (CAMI´s). Estas funcionan como espacios en donde se brinda atención con perspectiva multicultural, de género y derechos humanos.

Mencionó que, para lograr su funcionamiento, las CAMI´s acceden a subsidios del Programa de Derechos Indígenas (recursos etiquetados y aprobados en el PEF 2020); los lineamientos y convocatoria para acceder a los conceptos de apoyo de este programa, se encuentran a cargo del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

La Legisladora Federal, dijo que el atraso en la publicación de resultados y la retención de recursos por parte del Gobierno Federal, repercute severamente a las CAMI’s provocando, incluso, el cierre de algunas, mientras que otras atraviesan situaciones insostenibles; lo cual deja en estado de vulnerabilidad e incertidumbre a miles de mujeres indígenas y Afromexicanas, víctimas de violencia o que requieren atención a su salud sexual o reproductiva.

Alonzo Morales resaltó que resulta inconcebible que, en plena pandemia de Covid-19 y, ante el incremento de violencia que viven las mujeres, el INPI considere oportuno retrasar los resultados de la convocatoria y por ende la distribución de dichos recursos, afectando con esta decisión, la vida y los derechos de las mujeres que dependen de las CAMI´s.

Añadió que ante esta situación y porque las mujeres no pueden ni deben esperar, presentó ante la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados un Punto de Acuerdo para Exhortar al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, para que publique, a la brevedad, los resultados de las Convocatorias del Programa de Derechos Indígenas y con ello sea liberado el presupuesto para las Casas de la Mujer Indígena y Afromexicana.

“No se puede soslayar el hecho de que en estos espacios se salvaguarda la vida de las mujeres indígenas y afromexicanas, expuestas a riesgos de salud materna y distintos tipos de violencia cotidianamente; riesgos que el Estado mexicano está obligado a atender”, expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here