Máscaras y Cabelleras…

0
227
Jose Fausto

Colaboración: José Fausto Rodríguez Candia,
Locutor, Productor Grupo Formula Monterrey.

Amigos de Senderos del Mayab, un gusto saludarles nuevamente, y ahora desde otro lugar más interesante, hoy escribo desde la cocina de su grandiosa residencia de ustedes en Monterrey.

Hoy les voy a platicar de uno de los monumentos más importantes en la Lucha Libre

Escenario de mil batallas, de tradición y un emblema de la lucha libre en este país, la Arena México, conocida también como “la catedral de la lucha libre en México” cumple 64 años de existencia y el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) lo celebrará con una magna función.

Fue un 27 de abril de 1956 cuando se inauguró la grandiosa Arena México causando un gran impacto en los medios de comunicación y ser comparado con escenarios como el Luna Park en Argentina o Madison Square Garden en Nueva York.

Mario Moreno “Cantinflas” inauguró la “Catedral” el 27 de abril de 1956, escenario cuya capacidad oficial era de 17 mil 678 espectadores, pero luego de algunas adecuaciones en la actualidad pueden entrar poco más de 15 mil aficionados.  Dicen que esa vez Cantinflas se molestó porque cuando apareció el Santo el enmascarado de plata, el público ovaciono mas al Santo que al Mimo de México, por lo que este dijo a los organizadores, no me vuelvan a invitar junto a ese luchador, con el tiempo se hicieron grandes amigos.

Figuras como El Santo, Médico Asesino, Rolando Vera, Blue Demon, entre otros, fueron los primeros en pisar el cuadrilátero por el cual han pasado extraordinarias figuras, nacionales e internacionales, y donde se han realizado memorables encuentros.

Caminar por sus pasillos cuando no hay función puede resultar hasta cierto punto tenebroso, pues se conocen algunas historias paranormales acerca del inmueble. Los pasillos solitarios, las más de 15 mil butacas sin afición y el silencio sepulcral “castigan” al coloso cuando no hay actividad.

Todo comienza desde sus alrededores, donde decenas de enmascarados, niños, jóvenes y adultos, los puestos de tacos, tortas, la venta de máscaras y recuerdos invaden las calles aledañas. Al interior, la gente grita, aplaude y vive la lucha libre con pasión, como lo hicieron miles de espectadores que presenciaron la victoria de “El enmascarado de plata” para despojar de su máscara a El Gladiador, la primera que cayó en el inmueble, el 21 de septiembre de 1956.

Además de funciones de lucha libre, la “Catedral” ha albergado combates de boxeo, incluidos los de los Juegos Olímpicos México 1968, eventos musicales con la participación de Luis Miguel, cuando era adolescente, Antonio Aguilar, Vicente Fernández, entre otros.

Entre sus emblemáticas batallas se recuerdan la que protagonizó el 25 de octubre de 1963 El Santo y El Espanto, quienes se jugaron las máscaras y terminaron bañados en sangre, con victoria para el “plateado”.

El 21 de septiembre de 1990, Rayo de Jalisco Junior, luego de recibir un guitarrazo en la cabeza, desenmascaró a Cien Caras ante un lleno total, función en la que hubo caos, se cayó una barda y la cual terminó con rumores de muertos y heridos.

El 3 de abril de 1992, cerca de cinco mil espectadores se quedaron con las ganas de ingresar al inmueble, que lució repleto, cuando Blue Panther dejó sin máscara a Love Machine; también se recuerdan épicas batallas como la de Atlantis y Villano III, en el año 2000 y con triunfo para el “Ídolo de los niños” para conservar su tapa.

Parte de toda esa historia de la Empresa Mexicana de Lucha Libre, ahora Consejo Mundial de Lucha Libre, se puede apreciar en el mural de la entrada principal de la Arena México, obra del artista chihuahuense Miguel Valverde.

En octubre fue de gran importancia para el deporte nacional al ser la Arena México sede en las olimpiadas de 1968. Precisamente “La Catedral de la Lucha Libre” fue el escenario donde se coronaron 4 pugilistas al llevarse dos medallas de oro y dos de bronce. Ellos fueron Ricardo Delgado, Antonio Roldan, Joaquín Rocha y Agustín Zaragoza. Tres de ellos, volvieron a pisar el ring sagrado de la Arena México al conmemorarse 50 años de aquel gran evento.

En la México se forjaron grandes peleadores como Salvador Sánchez, Rubén “Púas” Olivares, Humberto “La chiquita” González, Julio César Chávez, Edgar Sosa, entre muchos otros. Así como grandes gladiadores que han brillado en los cuadriláteros.

Aquí se han escrito grandes batallas, como las de aniversario, Homenaje a dos Leyendas, Fuego en el Ring, Infierno en el Ring, Sin Piedad; entre otras. Actualmente la Arena México se ha vuelto en un sitio muy visitado por turistas que acuden función tras función. En éste gran escenario se han filmado películas, programas de televisión nacionales y extranjeros, comerciales, conferencias y otros eventos ajenos al deporte. Hace años se dio a conocer el mural, de gran atractivo para el público. Esperemos que ya pase esta contingencia para volver a presenciar la gran lucha libre del mundo.  Les mando un fuerte abrazo virtual y Quédate en casa no salgas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here