Tribuna Plural..

0
345

Colaboración: L.C.C. Fernando Coronado Tamayo
SE AGOTA EL RESPIRO Y DESCANSO DE LA FLORA Y LA FAUNA.

  El Coronavirus continúa su desarrollo como se esperaba, va disminuyendo su agresividad.

 Ante este panorama las naciones afectadas, van con cautela reintentando retomar las calles para reactivar principalmente sus economías y en segundo plano la vida cotidiana que va de la mano.

 Esto hará que las especies que se sentían libres sin la presencia del depredador número uno del planeta tierra, el ser humano, regresen a sus espacios de guarida para no ser capturados, lastimados o comercializados en zapatos, bolsos, y carteras finas.

Los cielos azules y aires limpios volverán a nublarse de contaminación y esa felicidad animal y silvestre que vimos durante la pandemia no sabemos en cuantas décadas la volveremos a ver, la pandemia nos ha dado lecciones variadas, el capitalismo como modelo actual ha perdido fortaleza y legitimidad, muchos gobiernos y sus mandatarios se exhibieron como incompetentes y faltos de oficio político y humanitario en casos de emergencia, otra muy importante lección, fue que la naturaleza no solo puede vivir sin la humanidad sino que demás se limpia y se sanea, pero la humanidad no puede vivir sin la naturaleza y como que no nos queda claro a los habitantes del planeta “civilizado” los datos causados a la naturaleza causaron una pandemia más agresiva así como si teníamos un cuerpo descuidado también es más probable pasar a la cifra fatal.

 Por desgracia gran parte de la economía sobre todo del sector turístico depende mucho de las bellezas naturales y la experiencia con ella, mares, bosques, especies. Incluso las autoridades en Venecia aseguraron que ya no utilizarían el famoso gran canal, espacio húmedo más extenso que recorre e todo el país de Italia y que durante la cuarentena por covid-19, regresó a ser limpio y cristalino, sin embargo apenas pudieron ofrecer servicios de nuevo, volvió a ser utilizado para la comercialización turística, entendiendo también que es sin duda una de las actividades que más ingresos le genera a la ciudad de Venecia, las autoridades se comprometen a ser más amables con el medio ambiente después de esta crisis.

En nuestro país en el sureste se dejaron ver, por ejemplo, especies de jaguar en peligro de extinción y en la bahía de acapulco en guerrero, que naturalmente hay, pero no en profundidades bajas como se avistó, así también tiburones y mantarrayas en Quintana Roo.

 Este tiempo también sirvió para la limpieza de playas, recolectando toneladas de plástico y metal, además de basura general.

  Resulta triste darnos cuenta que como humanidad capitalista y consumista abusamos del espacio de la flora y la fauna y somos nosotros quienes extinguimos a las especies, con el egoísmo y soberbia que caracteriza al ser humano.

 Sin duda covid-19 deja grandes lecciones y por desgracia el mundo necesita reactivar la dinámica económica y esto nos llevará a la inercia de ser quienes fuimos antes de esto, existe la oportunidad de retornar con una nueva visión y mentalidad para ser más consientes y más amables con el medio ambiente, pues nos conviene a toda la raza humana.

Agradezco su lectura y nos encontramos muy ponto aquí en su #TrinunaPlural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here