México Codependiente

0
37

·         ANPEC ofrece datos duros de la codependencia de México en cuestión alimentaria, energética, comercial, turística, migratoria, etcétera.

·         El gas LP incrementó su precio en 77.2% en la primera mitad de este año, factor que propulsa la escalada inflacionaria porque el país depende de los precios de importación.

·         “Si a los Estados Unidos le da un resfriado, a México le dará una neumonía”.

CDMX a 27 de septiembre del 2021.- En el marco del Bicentenario de la Consumación de nuestro Movimiento de Independencia, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) ofrece datos duros de la actual Codependencia del país:

Alimentaria. – Este año, al primer semestre, nuestra dependencia alimentaria asciende a más de un 44%, lidera las importaciones el trigo con un 58%, seguido del maíz con un 38%. Fijar precios de garantía no ha resultado ser una medida efectiva para el logro de nuestra autosuficiencia alimentaria, el ultraconsumo de alimentos por pandemia, la prolongada sequía que impacta nuestra producción agrícola más el apoyo a la agricultura artesanal dejando de lado a la agroindustria y sus cadenas de valor consolidan nuestra dependencia.

Energética. – A la mitad de este año, la importación de gas natural se incrementó un 10.6%, 5,905 millones de pies cúbicos diarios representan el 73% de la demanda nacional. De 4 pies cúbicos de gas natural que consumimos al día, importamos 3 y producimos 1, un cuarto del total de las importaciones petroleras que realizamos.

“El gas LP no canta mal rancheras, ha incrementado su precio 77.2% en la primera mitad de este año; 8 de cada 10 hogares mexicanos consumen gas LP, por lo que este factor lidera y propulsa la escalada inflacionaria de precios que padecemos los consumidores mexicanos. Haber fijado un precio máximo e intervenido este mercado (Gas del Bienestar) no lograron contener el alza del precio de este insumo. ¿Por qué razón? Porque dependemos de los precios de importación que nos fijan, al ser así, no podemos fijar nosotros el precio. No hay producto más caro que el que no se tiene. Parafraseando al icónico personaje inglés Sherlock Holmes: ¡Elemental, mi querido Watson!”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Balanza Comercial. – Al primer semestre, con saldo negativo de -136.9%, compramos más de lo que vendemos, y con los estadounidenses es con el pueblo que más comerciamos en el mundo, destello inocultable de nuestra codependencia.

Deuda. – Nuestra deuda externa pública es de 221,448.1 millones de dólares. Existe la tendencia de aumento a las tasas de interés internacionales que elevará el costo financiero de la deuda, siendo el principal acreedor de nuestra deuda los Estados Unidos.

Turística. – Antes de la pandemia fuimos anfitriones de 45 millones de turistas. En 2020, tan solo 11 millones de turistas nos visitaron, cayendo un 75% el número de visitantes. En 2021 habrá un rebote moderado de la industria turística de un 10.8% respecto al 2020, muy bajo aún. El turismo que más recibimos es el norteamericano y canadiense.  

Remesas. – La reactivación económica de Estados Unidos incrementó las remesas en un 22.4%, alcanzando un máximo histórico de 23,681 millones de dólares. Las remesas se han convertido en la segunda fuente de ingreso nacional, sorteando con ellas los negativos efectos económicos de la pandemia, con la generosidad de nuestros connacionales; muchos mexicanos sobreviven de sus “money order”. Esta dependencia amerita un monumento a la desvergüenza nacional en alguna de nuestras principales avenidas; tomamos su dinero sin nada a cambio. 

Migrantes. – La frontera más extensa del mundo entre 2 países es la de Estados Unidos y México, más de 3 mil kilómetros de extensión, con el mayor número de cruces fronterizos diarios, escenario de la actividad económica más pujante y vibrante del planeta. Padecemos del cierre del paso fronterizo terrestre de mexicanos a Estados Unidos más prolongado en tiempos recientes; tenemos más de un año (14 meses y contando) sin lograr acordar la apertura fronteriza, esto lacera nuestro desarrollo económico.

Pandemia. – Para contener la pandemia del covid debemos vacunar al menos al 80% de la población con 2 dosis. Necesitamos vacunar a 104 millones de mexicanos, hemos vacunado a 44.3 millones, nos falta por vacunar a más de 60 millones de mexicanos. Las vacunas más efectivas son Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Jonhson y Johnson, el precio promedio por vacuna es de 15 dólares y básicamente quien controla el mercado de las vacunas son los Estados Unidos.  

“Retumba en nuestra conciencia colectiva un estribillo: “Si a los Estados Unidos le da un resfriado, a México le dará una neumonía”. Muchos crecimos con un sentimiento antinorteamericano bajo la consigna de “yanquis, go home”, razones ha habido, desde la anexión territorial, la persecución a Villa, la Guerra de Vietnam, entre otros hechos animaron esta animadversión. En tanto, en la vida de carne y hueso, millones de mexicanos, al no encontrar oportunidades en nuestro país, a hurtadillas y rifándose el físico, se vieron orillados a llevar a cabo una invasión silenciosa a los Estados Unidos, convirtiéndonos en la primer y más influyente minoría de migrantes en aquel país”, explicó Rivera.

Con una población de 38.5 millones de ciudadanos, unos con doble nacionalidad, otros indocumentados, transitando, para todo fin práctico, de un estatus de dependencia a uno de codependencia. Los distintos gobiernos de nuestro país han puesto poca atención de esto. El reto de nuestra relación con los EU es concertar un juego de ganar-ganar.

Muchos países del planeta envidian la posibilidad mexicana. Norteamérica es la zona más pujante del orbe, inaudito no capitalizar este hecho. La hegemonía de la cultura occidental de la que formamos parte se está redefiniendo, hay una franca disputa por el control global con “Eurasia” (China-Rusia); nuestra historia, geografía, idiosincrasia y oportunidad nos coloca en el bando de América, no de Asia. Recordar que la suerte de lo principal es la suerte de lo accesorio; ergo, si a Estados Unidos le va mal, a nosotros nos irá peor, lo queramos o no. Estamos emplazados a consensar una agenda de desarrollo común con Estados Unidos y Canadá, este debe ser nuestro principal pendiente.

“Celebremos la consumación de nuestra Independencia, tomando plena conciencia de nuestra dependencia, de nuestra realidad codependiente; ningún país logra avanzar por sí solo, requiere de aliados. Nuestra identidad y fortaleza cultural está llamada por la historia a liderar los destinos de Norteamérica; no es ficción prospectar a un próximo Presidente de los Estados Unidos de ascendencia mexicana. Así van las cosas, apasionados por el guacamole, tacos de carnitas y burritos, reencontrándose con el maíz y la tortilla, relativizando al trigo y al pan, campechaneando el soccer con el americano, prefiriendo nuestra cerveza, en fin, la invasión silenciosa de nuestra avanzada ha logrado permear del aroma de nuestra cultura a la población norteamericana”, finalizó Rivera.

Estados Unidos es una diáspora a lo largo y ancho de su territorio de más de 38.5 millones de mexicanos, por doquiera los hay: Texas, California, Massachusetts, Ohio, las Dakotas y Carolinas, Arizona y Arkansas; no hay una estrella de la bandera norteamericana donde no habite una importante comunidad mexicana, ganándose su espacio con esfuerzo y trabajo. México y Estados Unidos se han convertido de facto en Socios,compañeros de viaje de un mismo tren, nos guste o no. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here