Piel blanca es hasta tres veces más vulnerable a sufrir quemaduras

0
260

Hay una gran diferencia entre las personas de piel blanca y los de piel morena para tomar los cuidados necesarios que permitan lograr ese bronceado y evitar pasarse «de tueste» y correr el riesgo de contraer quemaduras o enfermedades cutáneas que hasta podrían derivar en situaciones de riesgo para la salud por la exposición excesiva a la radiación UV.

«Quienes tienen pieles blancas deben tomar mayores precauciones que las personas de piel morena, ya que, mientras las primeras presentan quemaduras solares a los 20 minutos de exposición, el tiempo para que las segundas desarrollen quemaduras solares puede sobrepasar 60 minutos de exposición en primavera y/o verano», comentó el Dr. Víctor Mundo, Director Médico de la División Consumer Health de Bayer de México y experto en medicamentos de venta sin receta u OTC.

El experto agregó que el país enfrenta ocho meses críticos durante los cuales la Radiación Ultravioleta, es extrema. El 77 por ciento de la radiación solar se recibe de marzo a octubre, lo que quiere decir que particularmente en ese periodo la piel está más expuesta al sol y, por lo tanto, la probabilidad de sufrir una quemadura solar es alta.

«Cuando se presenta una quemadura solar, ésta debe tratarse como una herida para impedir la extensión de la lesión, aliviar el dolor, prevenir las infecciones y la deshidratación. En casos así, es recomendable utilizar en la zona afectada pomadas con dexpantenol, un precursor de la vitamina B5 que no sólo alivia el ardor y la comezón, sino que, además, es una sustancia que reconstruye la piel irritada, agrietada o con quemaduras leves», dijo el Dr. Mundo.

Cuando el dexpantenol entra en contacto con la piel, se absorbe rápidamente y se convierte en ácido pantoténico (vitamina B5), elemento indispensable para la formación y regeneración de la piel.

«El dexpantenol acelera la cicatrización, ya que estimula el número y la función de las unas células llamadas fibroblastos, las cuales elaboran y segregan proteínas de colágeno, el componente más abundante de la piel. Así, hay mayor proliferación celular, y aumento en la síntesis de colágeno de la piel», explicó el médico.

Para evitar este tipo de daños, lo ideal es minimizar la exposición a las radiaciones solares, como parte del autocuidado diario, siguiendo algunos consejos como no exponerse al sol principalmente entre 10 a.m. y 4 p.m., ya que en este intervalo se recibe 83% de la dosis diaria de rayos UV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here