El Baúl de los Recuerdos por lucha la libre…

0
431

Colaboración: Monica Reyna González
Locutora Programa Máscaras y Cabelleras,
Grupo Fórmula Monterrey

Aquí puro Shadow Condenado!

Hola amigos de Senderos del Mayab, es grato volver a saludarlos nuevamente desde la ciudad del bajo sexto y el acordeón. El día de hoy desempolvamos una anécdota muy curiosa de un pequeño aficionado a la lucha libre.

Black Shadow, Don Alejandro Cruz arrasaba en cada arena que pisaba, ya que era muy querido por los aficionados del pancracio mexicano.

Uno de esos tantos aficionados, había un niño de nombre Juanito Zaizar fanático del hombre de goma, para él no había otro mejor luchador que el mismísimo Black Shadow.

Black Shadow y El Enmascarado de Plata “El Santo” se disputarían el Campeonato Mundial Welter en la mítica Arena Coliseo de Perú 77, esa noche triunfaría El Enmascarado de Plata, una noche muy triste para nuestro amigo Juanito, ya que su ídolo era derrotado.

Una lucha muy intensa, la primera caída fue para El Santo, con una palanca terrible al brazo del hombre de goma. La segunda caída seria para Black Shadow en una serie de topes espléndidos, dejando al Santo en la lona.

En la tercera caída, todo el público se percataba que El Hombre de Goma ganaría dicho combate, cuál sería la sorpresa que El Santo lograría aplicarle la clásica de a caballo, creada por El Ave de las Tempestades Gori Guerrero, logrando así retener el Campeonato Mundial Welter.

Juanito desconsolado y triste, llego hasta su casa y sin que nadie lo viera dejo escapar unas cuantas lágrimas, al día siguiente en todas partes se habló del contundente triunfo del enmascarado de plata. Juanito recibía constantemente burlas de sus amigos, pero el sólo se aguantaba.

El domingo muy temprano, Juanito muy devoto se levantó y se presentó en la iglesia.

Se sentó en la parte de adelante de una imagen religiosa y empezó a orar, pidiéndole al creador que Shadow le arrebatará el cinturón al Santo. Cuál sería la sorpresa que delante de él se encontraba un niño orando y mientras se pegaba en el pecho decía: Santo… Santo… Santo, de pronto Juanito se levantó enojado y mientras le pegaba al pobre chamaco decía ¿Santo? ¿Santo? ¡Aquí Puro Shadow Condenado!

Gracias amigos, los espero el  próximo miércoles para descubrir otro fascinante pasaje que ha quedado escrito en la lucha libre mexicana.

Con información de: Santo El Enmascarado de Plata Una Revista Atómica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here