El parque kukulcán Álamo es el 2o estadio más visitado de la década.

0
140

Ciudad de México (lmb.com.mx) 28 de diciembre.- La presente entrega de la serie Década de Emociones centra la atención en los estadios que atrajeron más miradas y más pasión desde la tribuna, dándole vida a nuestra pelota en el norte y sur del país.

Estos son los parques con mejor asistencia en la Liga Mexicana de Beisbol durante el periodo 2010-2019:

Estadio Monterrey: El “Palacio Sultán”, desde su apertura en 1990, es uno de los parques de pelota más importantes de Latinoamérica y por supuesto de la Liga Mexicana de Beisbol, tanto por su capacidad, que supera los 20 mil asistentes, como por la pasión con que se vive el beisbol en la capital de Nuevo León.

Casa de los Sultanes de Monterrey, ha sido también sede de juegos de Grandes Ligas, torneos internacionales, el Juego de Estrellas 2016 y, desde 2019, incursionó en el beisbol invernal de la Liga Mexicana del Pacífico. 

En la última década, fue testigo del título de Sultanes en la temporada 2018.2 y trajo 5,698,307 espectadores a sus tribunas.

Estadio Kukulcán Alamo: El estadio de más tradición y convocatoria en el sur del país abrió sus puertas en 1982 y es casa de los Leones de Yucatán, uno de los atractivos más importantes para los habitantes y visitantes de la “Blanca Mérida”.

Con una panorámica envidiable desde cualquier localidad y testigo de incontables duelos de pitcheo, albergó el Juego de Estrellas 2015 de la LMB y vio coronarse a los Leones en la temporada 2018.1.

En el periodo 2010-2019, registró una asistencia de 3,441,118 fanáticos.

Estadio Francisco I. Madero: El estado de Coahuila se destaca como el único con tres equipos participantes en la LMB, y su capital, Saltillo, vive la pelota caliente tan intensamente como pocas plazas para apoyar al equipo de casa, los Saraperos.

La casa de la “Nave Verde”, el estadio Francisco I. Madero fue inaugurado en 1963 y desde entonces es uno de los puntos de reunión y esparcimiento más importantes de esta ciudad. Mantiene uno de los promedios de asistencia más constantes en la Liga Mexicana de Beisbol y en 2010 vio coronarse por segunda vez consecutiva a su equipo.

Durante la última década registró en sus butacas a 3,392,136 aficionados.

Estadio Monclova: Pocos estadios en el país cuentan con un mote que, además de describir a su ciudad, sea indicador del ambiente que se vive en su interior. Este es el caso del “Horno más grande de México”, casa de los Acereros de Monclova, uno de los equipos con mayor tradición en la Zona Norte de la LMB.

Inaugurado en 1975, es todo un símbolo de identidad para los habitantes de Monclova, quienes además del juego de pelota, pueden disfrutar desde la tribuna, una impresionante panorámica de los hornos de fundición que dan su fama a esta ciudad de Coahuila.

En 2019, sus fanáticos pudieron presenciar el primer título en la historia de la franquicia, además de que en 2020 recibirá el Juego de Estrellas de la LMB por segunda vez en su historia. En esta década recibió a 3,291,106 aficionados.

Estadio Chevron: Una de las marcas más interesantes en cuanto a las asistencias en la LMB la posee el club Toros de Tijuana, ya que regresó al circuito a partir de la temporada 2014 e incluso jugando solo seis de las últimas diez temporadas, se coloca entre las plazas con mejores registros de la Liga.

Asentado en las faldas del Cerro Colorado de Tijuana, el hoy Estadio Chevron fue abierto en 1977, como casa de varios equipos tijuanenses en diferentes ligas y periodos de tiempo; se convirtió en el recinto de los Toros, primero en 2004 y luego en una segunda etapa de 2014 a la fecha.

En la última década ha servido como sede de las Series del Rey de 2016 y 2017, y por sus puertas han entrado un total de 3,196,997 aficionados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here