La Casa Blanca evalúa emitir una declaración de emergencia para proteger el acceso a pastillas abortivas

Internacional

No es un secreto para nadie que tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia que revirtió cinco décadas después Roe vs. Wade (el fallo que hacía legal el acceso al aborto en los 50 estados), es una prioridad para la administración Biden encontrar formas de proteger el acceso al aborto. Lo ha dicho el presidente, y se lo están pidiendo desde distintas facciones de su partido.

Pero querer no necesariamente va de la mano con poder. La mayor parte de las medidas que el poder ejecutivo está contemplando enfrentan la posibilidad de que se abra una batalla legal eterna.

Según reportan varios medios nacionales en Estados Unidos, varios asesores de Joe Biden coinciden en que el presidente tiene la autoridad de firmar una directiva destinada a salvaguardar el acceso nacional a las píldoras abortivas. De hecho la consideran la más factible dentro de las acciones limitadas de la Casa Blanca para proteger el derecho al aborto y han concluido que es la que pudiera tener el impacto más inmediato sobre el terreno.

Existe una ley de Preparación Pública y Preparación de Emergencia (PREP, por sus sigla en inglés), que le da la autoridad al gobierno federal de declarar emergencias de salud pública mediante las cuales pueden proteger a los médicos y farmacias. Basados en esta ley, la propuesta indica que el presidente pudiera declarar una suerte de emergencia con respecto al aborto y así asegurar la legalidad de que se prescriban y se vendan pastillas abortivas en todo el país, inclusive en los estados en los que estas se han declarado ilegales, puesto que la ley federal sobrepasa cualquier ley estatal.

Activistas a favor del acceso al aborto se han manifestado de manera constante a lo largo del país en las últimas semanas Activistas a favor del acceso al aborto se han manifestado de manera constante a lo largo del país en las últimas semanas

Las organizaciones más progresistas llevan semanas pidiéndole al presidente que declare una emergencia general con respecto al aborto, pero son muchos los que dicen que una medida así dispararía una batalla legal. Si, en cambio, la declaración de emergencia se limita al tema de las pastillas, las posibilidades de sobrevivir son superiores.

Si bien el tema se ha filtrado a la prensa desde fuentes cercanas a la Casa Blanca, la realidad es que de manera oficial las autoridades no han debatido el tema públicamente. Cuando se le consultó a una vocera de la Casa Blanca al respecto, evadió responder de manera directa.

La Casa Blanca está considerando cualquier medida que provea de ayuda significativa a las mujeres que busquen acceso a la salud reproductiva, incluidos los abortos. El presidente Biden hará todo lo que esté a su alcance dentro de su autoridad legal para asegurar que se protejan los derechos de las mujeres”, indicaron desde la oficina de comunicaciones de la Casa Blanca a través de un comunicado sin mencionar específicamente la ley PREP.

FUENTE: INFOBAE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.