Tribuna Plural…

0
192
fernando coronado

Colaboración LCC. Fernando Coronado

EXCESOS Y FALTA DE VALORES EL VERDADERO GRINCH DE LA NAVIDAD.

  No Cabe Duda que una de épocas más hermosas del año, es la navidad, sin embargo esta época de amor paz, y hasta reflexión, trae consigo una  idea prostituida de fiesta en exceso, depresión y  amor desmedido por lo material, dejando muy en segundo término, el sentido que tiene desde lo religioso y espiritual.

Claro  que como personas a todas nos gusta dar y recibir obsequios, sin embargo la expectativa puede ser vilmente aplastada, pues depende de muchos factores, esta falsa idea de la navidad, que es una muestra de la falta de valores por la que hoy día atravesamos como humanidad, puede  detonar diversos estigmas sociales que no se han querido  visualizar como temas de salud pública por lo que industrial y económicamente  representan,  sin duda es una época de exposición a las diversas adicciones que se conocen  en nuestros días siendo tal vez la más practicada el alcoholismo, enfermedad, que de a poco te lleva de la mano al mundo de las drogas, de ahí directo a la depresión y de la depresión finalmente al suicidio y o la  inevitable muerte.

¿Cuántas reuniones  catalogadas como familiares o entre amigos, no se ven opacadas, por personas ebrias o bajo los influjos de algún tipo de droga? Este desvío de lo espiritual nos aleja del sentido del creador y nos hace idealizar nuevos dioses, como los excesos, el amor a lo material, la bigamia, la tristeza y depresión profunda, y esto sucede por qué estamos muy alejados de lo espiritual, de lo que nos podría permitir ser mejores personas, en cambio inflamos, nuestro ego, la soberbia, la lujuria,  cubrir nuestras necesidades lastimando, al prójimo sin importar si es un momento de reflexión y auto análisis, preferimos vivir por inercia y dejarnos llevar, claro eso es más cómodo,  no tenemos tiempo para alguno de nuestros adultos mayores, que cruzan por la etapa de la salud disminuida en la vejez, o aquel familiar en situación de cárcel, no, para eso no hay tiempo, eso representaría compromiso y no diversión en exceso,  como pueden ver el Grinch está no es un personaje sacado de Disney, son realidades sociales, que podemos tener en casa, o más cerca de nosotros de lo que creemos. En estas fechas la tasa de suicidio y accidentes se elevan, en muchos de estos casos algún de tipo adicción o depresión estuvo presente.

  no es necesario sufrir de más (para darse cuenta de estas realidades nubladas.

  Le deseo muy felices fiestas alejado de estos terribles grinchs y viéndolas desde una visión de lo espiritual, gozando de la familia y de la salud, que es lo que en realidad debemos de entender como un regalo, ¿estoy lejos? Caray con la tecnología en un click estoy cerca, ¿me siento solo? Busqué a un antiguo amigo, visite a algún familiar olvidado o incluso a los que tenemos en los cementerios, si tiene para dar comparta, alimente ese corazón, que se lo agradeceré en cuerpo mente y alma.

  Seguro no son fechas fáciles, pero podemos hacerlas menos difíciles, tenga usted una muy feliz navidad y me dará gusto encontrarnos en la siguiente #Tribuna Plural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here