Visita el Gobernador Mauricio Vila Dosal una panadería tradicional en Maxcanú

0
88
  • -Luego de constatar la aplicación de segundas dosis a los adultos mayores de ese municipio, Vila Dosal pasó a la panadería La Magdalena, donde le invitaron a conocer el proceso de elaboración de sus panes y conocer a las personas que ahí trabajan.

Maxcanú, Yucatán, 30 de abril de 2021.- Durante mucho tiempo fue el secreto mejor guardado de Maxcanú: el pan dulce de La Magdalena. Abierta desde hace tres décadas, esta panadería igual ya se convirtió en visita obligada a quienes van al municipio, y el Gobernador Mauricio Vila Dosal no fue la excepción.

Después de supervisar la aplicación de segundas dosis a los adultos mayores, Vila Dosal acudió a este tradicional negocio familiar para comprar unos panes dulces y disfrutarlos en su regreso a la ciudad de Mérida, donde continuó con sus actividades de este día.

Ahí, el Gobernador fue recibido por el matrimonio conformado por Jorge Augusto Salazar Poot y Magdalena del Socorro Canul Koh, dueños de este establecimiento, quienes se mostraron muy sorprendidos por la visita, ya que, en las más de tres décadas de este negocio, nunca habían tenido de cliente a un Gobernador.

Don Jorge y doña Magdalena invitaron al Gobernador a pasar y hacer un recorrido por el proceso de elaboración del pan, desde el área de amasado hasta el horno de leña y la zona de decoración y otros detalles. Vila saludó a las más de 10 personas que ahí trabajan, entre familiares, vecinos y conocidos.

Al respecto, la dueña señaló que, en diversas ocasiones, personas han llegado a su panadería a solicitar trabajo, ya que la pandemia los dejó desempleados, a lo que ella y su familia no se han podido negar, incluso si para ellos significa hacer un sacrificio para poder cubrir los sueldos.

«Hay que apoyarnos como comunidad, aceptamos a las personas que quieren trabajar en nuestra panadería porque sabemos que es muy feo no contar con un empleo para mantener a la familia», añadió doña Magdalena.

Los anfitriones de Vila Dosal le dieron un vaso de horchata bien fría; él compró una hojaldra, dos conchas y un pan con mantequilla.

El Gobernador reconoció el esfuerzo que ahí realizan para sacar adelante ese negocio, pues venimos de un año que fue muy complicado para todos y les recordó que los negocios locales son muy importantes para impulsar la recuperación del estado.

Doña Magdalena le comentó al Gobernador que para ayudarse y continuar apoyando a las familias que dependen de la panadería, también vende platillos tipo fiesta por encargos, por lo que le compartió algunos conitos y barras recién salidas del horno para que disfrute con su familia.

A su salida del establecimiento «La Magdalena», Vila Dosal saludó y atendió las peticiones de los vecinos que por ahí andaban, quienes resaltaron la apertura del Gobernador para escuchar sus necesidades. Antes de retirarse de Maxcanú, invitó a niños, jóvenes y adultos a un helado de coco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here